¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las cremas reductoras?

Repasamos lo bueno y lo malo de las cremas reductoras de abdomen.

0
374

Perder grasa abdominal es algo que obsesiona a muchas personas. Dicen que para lucir hay que sufrir, y si quieres lucir un buen cuerpo durante todo el año, no solo debes mantener una buena rutina deportiva y de alimentación, también es recomendable recurrir al uso de cremas reductoras, sobre todo para la zona abdominal.

Enseñar abdominales no es tarea fácil. Gran cantidad de la grasa se acumula en el lugar donde estos se ubican, tapándolos y haciendo que la barriga aparezca en lugar de los músculos. Además, hay que ejercitarlos para que se formen adecuadamente y también adquieran volumen.

No es una tarea fácil, y de ahí que las cremas reductoras de abdomen sean tan populares. Consiguen un gran efecto sobre quienes las usan y además poseen una extensa lista de bondades que van más allá de la eliminación de esta grasa sobrante, como puedes ver en este artículo.

Pero tampoco son algo exento de pegas. Es cierto que, como producto, son algo bastante bueno y consiguen efectos más que notables, pero tampoco se debe pasar por alto que poseen ciertas contraindicaciones que conviene tener muy en cuenta. Hay cierto equilibrio entre lo bueno y lo malo con estas cremas, y para que lo veas mejor, vamos a repasar tanto una cara como la otra de la moneda.

A continuación, te explicamos tanto las ventajas como las desventajas de las cremas reductoras de abdomen. Si no las has utilizado todavía, o si estás comenzando a hacerlo, te recomendamos que pares y leas esto antes, te será muy útil para entender bien qué es lo que quieres usar y hasta qué punto es eficaz.

Ventajas de las cremas para reducir abdomen

Lo cierto es que este tipo de producto posee numerosas bondades no solo a nivel de quemar grasas, sino también en otros aspectos interesantes. Muchos de ellos tienen que ver con el método de aplicación o con efectos colaterales de su uso, pero no por ello dejan de ser ventajas para el usuario o la usuaria que lo utilice en su zona abdominal.

Metabolizar las grasas

Por su composición, estas cremas consiguen acelerar el ritmo de metabolización de las grasas, evitando así la acumulación en determinadas zonas del cuerpo, en este caso el abdomen. Este es su principal cometido y, por supuesto, la bondad que tan recomendables las hace.

Reafirmar la piel

No solo consigue que la piel se reafirme en las zonas en las que se aplica, también mejora su elasticidad y evita la aparición de estrías. Cuando se pierde peso rápidamente, es un componente totalmente necesario si no se desea que aparezcan marcas por el cambio drástico de volumen.

Mejorar la circulación sanguínea

Dado que para realizar una correcta aplicación de la crema es necesario masajear la zona donde se coloca, se realiza una activación y facilitación del proceso circulatorio en dicho lugar, lo que permite que la sangre fluya mejor y no haya ningún tipo de acumulación que traiga problemas.

Desventajas de las cremas reductoras

Aunque es algo repleto de bondades, tampoco hay que pasar por alto que hay algunos inconvenientes a consecuencia de su utilización. Algunos son consecuencia, como hemos indicado, pero otros tienen que ver directamente con su uso y su buen funcionamiento. Lo explicamos todo a continuación:

Necesidad de acompañar con deporte

Si no realizas deporte en el periodo de tiempo en el que recurres al uso de esta crema, su efecto es infinitamente menor. Necesitas acompañar no solo con una buena rutina de ejercicios, sino también mantener una dieta equilibrada si realmente quieres ver efectos positivos en poco tiempo.

Posibles reacciones alérgicas

Dependiendo de la composición de la crema y también del tipo de piel sobre el que se aplique, esta puede causar reacciones alérgicas en forma de sarpullidos, ronchas o incluso picazón o irritabilidad. Es muy conveniente hacer una primera aplicación muy pequeña para comprobar la reacción y evitar posibles disgustos.

Constancia obligatoria

Si dejas el tratamiento a medio camino, no vas a notar resultados. Estas cremas necesitan una constancia y una rutina totales. De hecho, deben aplicarse a diario para que realmente surtan efecto. No debes desistir ni una sola jornada, ya que entonces todo su efecto se ralentizará y no notarás cambios hasta que pase más tiempo.

Con toda esta información, si no has comprado una crema de este tipo todavía, ya sabes lo que debes tener en cuenta. Puede hacer mucho bien por tu cuerpo en general y por tu abdomen en concreto, pero también debes saber que no es algo milagroso y que requiere tanto de fuerza de voluntad como del acompañamiento adecuado. Si te ves capaz de seguir todo eso para sacar partido de sus bondades, entonces no lo dudes siquiera.