Copa América Brasil 2019: La historia pesa

0
47
Brasil se coronó campeón de la Copa América 2019. Foto: Reuters.

La selección de Perú llegaba a una final luego de 44 años, pero no tuvo la suerte de los campeones. Fue incapaz de aprovechar en el choque decisivo la vida extra que le dio el formato de este torneo al permitirle clasificar como tercero, y tampoco sacó ventaja cuando tuvo un hombre de más sobre la cancha por más de veinte minutos.

Además, enfrente estaba Brasil, en su casa, donde no aguantaría otro “Maracanazo”, donde ganan cada vez que organizan una Copa América y el año termina en nueve. 2019.

El partido de este domingo fue una muestra del peso de la tradición, de que pocas veces el de menos palmarés puede imponerse a la tradición de los equipos históricos. Sí, Perú eliminó a Uruguay y a Chile, pero la Canarinha ya fue demasiado. El estadio está repleto, como nunca lo estuvo en casi todo el evento. La samba quiere poner el sabor y los jugadores saben cuál es su papel.

Everton y Coutinho. Foto: Reuters.

El partido comienza reñido, mientras la presión de los peruanos ahoga a la Verdeamarelha en su propia cancha. Esa fue la imagen durante los primeros quince minutos, pero Brasil coge oxígeno, no quiere permitir otro fracaso en su tierra y sus jugadores se revuelven con la pelota, a la vez que parecen estar despojándose del muy recordado 7 a 1 frente a Alemania en el Mineirao y, claro, también del mítico “Maracanazo” del 16 de julio de 1950 ante cientos de miles de brasileños.

Ya no aguantan más, desde 2007 no ganan un torneo de envergadura, cuando en la final derrotaron a Argentina 3 goles por 0 en un partido donde anotó Alves, quien, doce años después, inicia la jugada del primer gol que comenzaría a hundir a los peruanos.

Alves ve el desmarque perfecto de Gabriel Jesús y le pone un pase kilométrico en su pecho. El jugador del City la baja con categoría y encara, esconde la pelota, se va de dos y pone un centro hechizado que hipnotiza a la defensa rival. Lo demás lo hace Everton, el hombre del partido, que de primera intención fusila a Gallese.

El Maracaná vibra y los fantasmas se alejan un poco. Pero Perú no se achica y se muestra a la altura, insiste con lo que tiene, que no es mucho. Gareca grita. Parece se queda sin voz y los minutos pasan. ¡Penal!… Penal a favor de la rojiblanca que es ratificado por el VAR. Guerrero está serio, seguro y engaña a Allison, que se desparrama sobre su derecha, en sentido opuesto a la dirección del balón.

Perú dispuso 1-1 de penal. Foto: Reuters.

Paolo festeja con gestos de disparos, sin saber que la alegría le iba a durar apenas 3 minutos, porque Brasil marcaría justo antes del final de la primera parte, en el 45+3’.

Los Incas quieren salir jugando en el descuento. Desliz. De la nada se barre un criticado Firmino y recupera la pelota, que le cae a Arthur. El 8 se pone vertical, deja hombres en el camino y la toca. Quedan todos mal parados en defensa y la definición es perfecta, un tiro raso y ajustado al poste. Es gol de Gabriel Jesús, quien hace de exorcista y saca de las miles de almas brasileñas los demonios que amenazaban con repetir la historia.

Gabriel Jesús festeja el segundo gol de Brasil. Foto: Reuters.

El segundo tiempo parece trámite. Hasta que expulsan al exorcista. Segunda amarilla para Gabriel Jesús. Injusta. Ahora el choque toma otra dimensión.

Perú aprieta, lo intenta a veces con más ganas que fútbol, aunque no lo consigue. De vez en vez Everton o Alves desquician a sus marcadores y la bicolor vuelve a probar.

Los minutos se agotan. Everton encara por enésima vez, mientras un silencio se apodera del estadio, deja hombres en el camino hasta que choca con una pared. El pitazo se escucha claro y el gesto del árbitro lo reafirma. ¡Penal! Otro más en esta Copa. Richarlison lo cobra perfecto y sepulta las esperanzas peruanas por, quizás, 44 años más. Camiseta al aire y a festejar el noveno título.

El Scratch permitió solo un gol en toda la competición y fue el mejor conjunto de esta. Los brasileños esperan para levantar el trofeo, a la par que Alves dirige la orquesta. Llegó el momento: manos arriba y copa al cielo.

La clásica foto de los campeones, de un equipo de gente de éxito, guiada por un técnico que ha logrado encausar a Brasil por el difícil camino de la victoria.

Casemiro y André Carrillo. Foto: Reuters.

El partido culminó 3-1. Foto: Reuters.

Brasil se coronó campeón de la Copa América 2019. Foto: Reuters.

Everton se quedó con el Botín de Oro al goleador, Allison con el premio al mejor arquero y Dani Alves con el Balón de Oro al mejor jugador. Foto: AFP.