Antes de que tuviera lugar la proliferación de Internet era realmente complicado llevar a cabo la contratación de un experto en locuciones que hiciera gala de una gran profesionalidad a la hora de llevar a cabo todo tipo de proyectos, pero hoy en día resulta más que sencillo.

De hecho, bastan un par de minutos para solicitar los servicios de un locutor profesional si cuentas con un dispositivo tecnológico que permanece conectado a la red, desde un teléfono móvil hasta un ordenador tanto portátil como de sobremesa. ¿Quieres saber en qué consiste el procedimiento?

En primer lugar es esencial dar con una buena agencia de locutores

Debido a lo importante que es el mundo de la locución especialmente en la actualidad, viviendo la sociedad una época en la que los vídeos –y sobre todo los audios que los acompañan– resultan de enorme trascendencia, no es de extrañar que en los últimos años se haya visto multiplicado el número de empresas que ofrecen el citado servicio.

Afortunadamente gracias a la red de redes es fácil dar con algunas de las mejores, bastando por ejemplo con consultar la media de las puntuaciones dadas por sus respectivos clientes. En este sentido Trágora presume de unas valoraciones excelentes.

Y no es para menos, puesto que esta agencia lleva años operando al más alto nivel no solo en castellano, sino también en muchos otros idiomas. Su versatilidad traspasa fronteras abarcando más de cincuenta lenguas distintas, aspecto al que hay que añadir la variedad de voces disponibles en cada idioma: hombres y mujeres de diversas edades que, por si fuera poco, pueden proporcionar registros distintos.

La versatilidad de Trágora va más allá haciendo referencia también a los tipos de locuciones que elaboran. Las mismas sirven para multitud de contenidos multimedia, desde tutoriales que explican a la perfección cualquier procedimiento a seguir y escenas de videojuegos que son debidamente dobladas hasta anuncios a modo de estrategias de marketing y, por supuesto, los espacios corporativos que tanta demanda tienen por parte de toda clase de empresas.

Pero de poco servirían tantos años de experiencia y una altísima cifra de opciones de locución entre las que escoger si la calidad dejase que desear. No es el caso de dicha agencia, la cual precisamente destaca por este aspecto. Cada término pronunciado por sus profesionales se entiende a la perfección evitando los clásicos ruidos que sí se dejan oír en grabaciones realizadas dentro de entornos cuyo aislamiento a nivel acústico no es todo lo óptimo que cabría esperar.

Seguidamente se reproducen las demostraciones disponibles

El paso que viene a continuación no puede ser efectuado con todas las agencias de locución, pero la mayoría sí que permiten reproducir muestras de sus trabajos para que los clientes puedan asegurarse de que su proyecto pasa a estar en buenas manos.

Generalmente se incluyen en las páginas web demostraciones tanto de hombres como de mujeres, indicando a su vez de qué tipo de contenido se trata para tratar únicamente con aquel que pretendes elaborar. Por ejemplo, si quieres dar forma a un contenido de e-learning tendrás acceso a explicaciones teóricas narradas por locutores profesionales.

Ponerse en contacto con los especialistas

Después de cerciorarte de que el equipo de locutores podrá llegar a satisfacer tus necesidades cumpliendo con las exigencias del proyecto que tienes en mente has de describir en qué consistirá el mismo para recibir el presupuesto correspondiente y poner en marcha el procedimiento en cuestión.

La facilidad es máxima en todo momento, ya que la comunicación se establece por medio de un formulario de contacto. El nombre es el primer campo de texto a rellenar, mientras que el segundo suele ser el del correo electrónico. Precisamente este dato es uno de los más importantes, ya que en la dirección indicada recibirás a posteriori tanto el coste estimado del servicio como otros mensajes de relevancia remitidos por parte de la agencia.

Por supuesto, el campo más trascendente de todos es aquel en el que ha de describirse el proyecto a llevar a cabo. Con tal de que el resultado sea inmejorable es imprescindible proporcionarle al equipo hasta el más mínimo detalle. De esta manera el locutor se verá capaz de plasmar con su voz exactamente aquello que quieres.

Tramitar el pago y recibir el audio resultante

Si el presupuesto te convence basta con aceptar las condiciones del servicio y contratarlo, realizando el correspondiente pago para que los especialistas se pongan manos a la obra. En poco tiempo pasarás a recibir un correo electrónico con el fichero de sonido adjuntado.

Pero, ¿y si tu empresa no está capacitada a nivel técnico para editar el vídeo e introducir el audio? Algunas agencias de locutores incluyen un servicio adicional pensado para este tipo de clientes, encargándose de dar forma a todo el conjunto multimedia que se entrega en un tiempo récord y con una calidad excelente.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.