La fuerza de un portal de clasificados

Economía - Análisis 25 de octubre de 2021 Por Redacción
Un portal de clasificados es netamente una herramienta para los ciudadanos y sus necesidades.
publi negociudad
imagen de negociudad.com

Desde hace muchos años los anuncios por palabras, o pequeños anuncios, fueron una referencia para los ciudadanos de cualquier población, estos anuncios estaban en casi todos los periódicos de papel en cada pueblo o ciudad y eran la mejor herramienta para hacer pequeños negocios entre particulares y profesionales.

Los anunciantes pagaban los anuncios, o bien por correo postal o bien acercándose a una oficina del periódico o una agencia y de esta manera el periódico obtenía unos ingresos nada despreciable de publicidad.

La llegada de los periódicos especializados

En España particularmente, este sistema descrito fue vigente hasta la llegada de los periódicos especializados en anuncios, a principio de los años ochenta del siglo pasado, destacando el "Segundamano" de Madrid, el "Segonamà" de Barcelona, el "Anunciador" de Málaga o "Trajín" de Valencia por citar algunos... Estos periódicos que solo tenían pequeños anuncios fueron una verdadera revolución y se desarrollaron a gran velocidad, eliminando por supuesto este servicio de los periódicos de noticias.

Había dos sistemas posibles, el anuncio era gratuito y se pagaba el periódico en el kiosco, o se pagaba el anuncio y el periódico era gratuito para los usuarios. En España solo funcionó el primer sistema y en Francia el segundo.

La llegada de Internet

Con la llegada de Internet este mercado se volvió a revolucionar, algunos periódicos de papel se fueron transformando en plataformas de este servicio y otros no aguantaron el impacto y tuvieron que cerrar.

Las nuevas plataformas ganaron en velocidad y se convirtieron en herramientas imprescindibles para los ciudadanos. Con la adaptación a la telefonía movil al correr de los años la proximidad y la facilidad para publicar o para consultar un anuncio fue inmediata.

En que momento nos encontramos

Los anuncios por palabras o pequeños anuncios siguen siendo la mejor alternativa para comprar, vender, alquilar, cambiar o donar algo. Los particulares y los profesionales lo saben y hacen uso de esto siempre que lo necesitan, pero al ser tan masificado su uso, poco a poco las plataformas se han ido especializando en inmobiliarias, automóviles, ropa... etc.  Pero de igual manera al generarse verdaderos monopolios en cada sector la masificación sigue siendo un verdadero impedimento.

La apuesta por los nuevos proyectos

Todo sigue avanzando y muchos emprendedores comienzan proyectos ofreciendo el servicio de anuncios por palabras en plataformas de lo más originales, este caso tienen la ventaja del cuidado casi artesanal de cada anuncio que se publica, tratando de mimar al usuario para que su anuncio tenga éxito, compartiéndolo en las redes sociales, ayudando en que esté bien redactado y buscando que el boca a boca funcione correctamente.

Estas nuevas plataformas buscan una manera de crecimiento "orgánico", es decir no son impulsadas por sofisticadas campañas de marketing televisivo, sino buscando la proximidad, el tu a tu, generando una confianza para apostar por verdaderas comunidades de usuarios.

Sea como sea, los anuncios por palabras ahí están, navegando con los tiempos y siempre dando un servicio gratuito para las personas, algún día serán valorados por su importancia en la economía social de los países.

Te puede interesar