Teresa Perales, tras 21 días hospitalizada: “Aún no tengo un diagnóstico clínico"

Deporte 05 de octubre de 2021 Por SERVIMEDIA
Afirma que ha vivido "una travesía muy larga" y desea volver a hacer vida normal “lo antes posible”
M1-1922096-1

La nadadora Teresa Perales, que cuenta en su palmarés con 27 medallas paralímpicas, reapareció este lunes en sendos vídeos en redes sociales en los que señala que ya se encuentra en su casa, niega haber tenido una crisis de ansiedad y apunta que todavía desconoce qué motivó que haya permanecido 21 días hospitalizada, primero en Tokio y después en Madrid.
Perales fue hospitalizada la noche del sábado 4 al domingo 5 de octubre, a pocas horas de que se clausuraran los Juegos Paralímpicos de Tokio, donde consiguió una medalla de plata en los 50 metros espalda y tres diplomas por sus quintos puestos en los 100 libre, el relevo mixto de 4x50 libre y el relevo femenino de 4x100 estilos.

Perales señaló en sendos vídeos en las redes sociales, recogidos por Servimedia, que “nunca” le han diagnosticado un cuadro de ansiedad y de estrés, como trascendió inicialmente. “Si así lo fuera, por supuesto que no tendría ningún problema en decirlo, faltaría más. Así que desde aquí mi máximo apoyo a todas las personas que han tenido o tienen crisis de este tipo”, apuntó.

La nadadora zaragozana añadió: “Veintiún días después de ser hospitalizada en Tokio, os puedo decir que sigo sin tener un diagnóstico y aún seguimos esperando algunos resultados. Los síntomas que tengo están muy controlados, que son convulsiones o crisis espásticas con fuerte hiperactividad muscular, que eran tan fuertes que durante muchos días fui completamente incapaz de controlar mi cuerpo en absoluto, pero con la medicación estoy muchísimo mejor y ya puedo hacer vida prácticamente normal”.

Perales indicó que ha vivido “una travesía muy larga” de la cual está saliendo “poco a poco” gracias al cuidado de “muchas personas” en Tokio y en España.

Agradeció al servicio médico del Comité Paralímpico Español (CPE), en particular a los doctores Pepa Espejo y Tomás Fernández Jaén, su “cariño, apoyo y paciencia” en los ocho días que estuvo hospitalizada en Tokio, donde quedaron descartadas “muchas enfermedades graves” asociadas a un tumor, un derrame cerebral o meningitis.

“No os imagináis lo importante que fue para mí, estando tan lejos de casa, poder teneros ahí conmigo como si fuerais mi propia familia, la que, por otra parte, por las restricciones del Covid, no podía estar en Tokio y sufrió todo esto a miles de kilómetros de distancia”, dijo.

LLEGADA A MADRID

También agradeció a la Embajada de España en Tokio y al CPE, “con su presidente, Miguel Carballeda, a la cabeza”, por realizar los trámites necesarios para que pudiera volver a España en un avión medicalizado que garantizara su seguridad vital.

Perales recalcó que al llegar a Madrid estuvo nueve días ingresada en la UCI del Hospital Sanitas La Moraleja, a cuyos equipos de la UCI y de neurología agradeció que se volcaran con ella para averiguar el origen de su mal estado de salud.

“Al principio apuntaba ser un cuadro de epilepsia. Por eso, en Tokio descartaron tumores cerebrales, derrames y esas cosas asociadas a una crisis tan aguda y repentina con esos síntomas. Sin embargo, ya en Madrid y tras realizar las pruebas pertinentes, quedó completamente descartada. Todas las pruebas que me están realizando están saliendo bien, aunque me faltan todavía muchos resultados”, añadió.

Perales indicó que “lo único realmente cierto” es que tiene “las crisis controladas con medicación”, “pero aún no tengo un diagnóstico clínico”, agregó.

También agradeció a sus compañeros del equipo que hicieran y trajeran su maleta desde Tokio y a los medios de comunicación por su “respeto y cariño absoluto” pese a “tantos días de silencio” por su parte, así como a los amigos y las personas desconocidas que han animado y apoyado tanto a ella como a su familia.

“Ha sido muy duro, pero sin todos vosotros detrás habría sido muchísimo peor. Jamás os lo podré agradecer lo suficiente. Tengo muchas ganas de volver a mi vida normal lo antes posible, pero también sé que tengo que ir con mucha calma y darme tiempo”, apostilló.

Perales apuntó que lo que le ha ocurrido “son cosas que pasan”. “Son piedras en el camino que espero que pronto queden atrás y por ahora os reitero mi más sincero agradecimiento a todos y la promesa de que retomaré mi agenda lo antes posible para poder volver a estar con vosotros”, concluyó.
(SERVIMEDIA)
04 OCT 2021
MGR/clc/
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Te puede interesar