La lluvia fundirá la nieve de 'Filomena' desde el miércoles

Ecología y medio ambiente 19 de enero de 2021 Por Servimedia
Las heladas casi desaparecerán ese día con temperaturas al alza. El deshielo aumentará los caudales de agua del Duero, el Ebro y el Tajo
lluvia filomna

La llegada de frentes atlánticos con lluvias contribuirá desde este miércoles a derretir la nieve acumulada por la borrasca 'Filomena' en el centro e interior oriental de la península, pues las heladas nocturnas prácticamente desaparecerán por el aumento de las temperaturas y las precipitaciones se prolongarán al menos hasta el viernes.

"Las altas presiones que nos han acompañado en los últimos días se retiran hacia el este y, en su lugar, recibiremos la visita de borrascas atlánticas, impulsadas por vientos húmedos y templados del sur y suroeste, que harán subir notablemente las temperaturas, especialmente las mínimas, y que dejarán precipitaciones en buena parte de la península", comentó este lunes el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén Del Campo, en declaraciones recogidas por Servimedia.

Del Campo añadió al respecto que “tiene las horas contadas” el largo episodio con temperaturas inferiores a lo normal en las últimas tres semanas, sobre todo a partir del día 5 de enero, con la llegada de la borrasca ‘Filomena’ las intensas nevadas en la zona centro y el interior oriental, y la ola de frío posterior, en la se ha bajado de 20 grados bajo cero en puntos del sur de Aragón y el noreste de Castilla-La Mancha

Recalcó que desde este miércoles “habrá que estar pendientes del deshielo”, ya que, aunque no se esperan lluvias fuertes en las zonas donde más nieve persiste en el suelo, esas precipitaciones y el aumento térmico harán que pueda incrementarse “significativamente” el caudal de grandes ríos cuyas cuencas aún acumulan mucha nieve en los alrededores, sobre todo el Duero, el Ebro y el Tajo.

LUNES

Este lunes comenzó con ambiente muy frío en el interior peninsular, donde se han generalizado las heladas nocturnas salvo en el valle del Ebro y el tercio sur. Las temperaturas se han desplomado hasta -14,1ºC en Morón de Almazán (Soria); -13,2ºC en Bello (Teruel), y -13,0ºC en Molina de Aragón (Guadalajara).

El ambiente continuará estable, sin apenas lluvias en ningún punto de España. Continuarán las inversiones térmicas (es decir, temperaturas inferiores en valles y zonas bajas que en lugares montañosos) y apenas soplará el viento. Ello creará “una especie de tapadera atmosférica con condiciones muy desfavorables para la dispersión de contaminantes”, según Del Campo.

“Así pues, se prevé una mala calidad del aire en zonas de altas emisiones, como pueden ser los entornos de grandes ciudades como Madrid y también en Valladolid”, añadió el portavoz de la Aemet.

También se esperan nieblas en valles de grandes ríos, algunas de ellas persistentes. Las temperaturas máximas apenas variarán. Oscilarán entre 5 y 8ºC en el valle del Duero, y de 18 a 20ºC a orillas del Mediterráneo andaluz.

MARTES

En cuanto al martes, “se comenzarán a atisbar algunos cambios”, según Del Campo. Continuarán las heladas fuertes de madrugada en el centro y el interior oriental peninsular, con temperaturas inferiores a -10ºC otro día más. También persistirá el ambiente estable, con inversiones térmicas en el interior, lo que empeorará la calidad del aire en zonas de altas emisiones.

Sin embargo, el acercamiento de un sistema frontal por el Atlántico hará que aumente la nubosidad y llueva a partir del mediodía en Galicia, con más intensidad a últimas horas en el oeste de esa región. Las precipitaciones pueden afectar también al final de la jornada a puntos de Asturias, Extremadura, oeste de Castilla y León, y puntos de Extremadura. En el resto de la península no lloverá.

Los vientos del sur harán subir las temperaturas máximas en la Meseta Norte y la mitad oriental de la península. Por la tarde podrían alcanzar rachas muy fuertes en Galicia y la Cordillera Cantábrica, de 80 a 90 km/h.

Los termómetros aún marcarán menos de 10 grados de temperatura máxima en puntos del centro y el interior oriental, así como zonas de la Meseta Norte. “En general, se irá superando ese valor en las horas centrales e incluso se rondarán los 20 grados en el interior de la Comunidad Valenciana”, apuntó Del Campo.

MIÉRCOLES

Por otro lado, este miércoles será “el día del gran cambio”, según Del Campo. Las bajas presiones se situarán entre las islas británicas y Galicia, y un frente asociado a ellas que el martes entró por Galicia continuará el miércoles su avance por la península.

Así, las lluvias se generalizarán al extenderse de oeste a este y afectarán a buena parte de la península, si bien en el área mediterránea no lloverá o lo hará de forma débil y dispersa. Serán abundantes en el oeste de Galicia, el entorno del Sistema Central (sur de Castilla y león, norte de Extremadura y norte de la Comunidad de Madrid) y sur de Andalucía, especialmente en Cádiz y Málaga, donde las precipitaciones pueden ir acompañadas de tormenta.

La cota de nieve estará a primeras horas del día entre 1.000 y 1.200 metros, pero a lo largo de la jornada subirá a entre 1.500 y 1.700 metros.

El viento soplará del sur y del suroeste, y será intenso en los tercios norte y sur de la península y en Baleares, con rachas de 80 a 90 km/h en el litoral gallego y el entorno de la Cordillera Cantábrica, sin descartarlo en otros puntos del tercio occidental peninsular.

Las heladas nocturnas se reducirán a zonas de montaña y puntos del interior oriental, pero serán más débiles que en días anteriores. De hecho, las temperaturas mínimas subirán entre 6 y 8ºC en amplias zonas del centro, la mitad occidental y puntos del interior oriental. En cambio, bajarán de día en la mitad oriental porque los cielos estarán cubiertos.

JUEVES

Respecto al jueves, el paso de un nuevo sistema frontal dejará lluvias en amplias zonas de la península, sobre todo en la mitad norte, el oeste y el centro, con lo que es poco probable que llueva en las regiones mediterráneas. Las precipitaciones más abundantes se esperan en la mitad occidental de Galicia, donde pueden estar acompañadas de tormenta.

La cota de nieve se situará a primeras horas del jueves entre 1.500 y 1.700 metros, y bajará al final del día a entre 1.000 y 1.200 metros. Seguirán soplando vientos del sur y del suroeste con intensidad en zonas litorales y de montaña.

Las temperaturas continuarán su escalada. Las mínimas subirán entre 6 y 8ºC con respecto al miércoles en el centro y el interior oriental peninsular. Por tanto, el jueves no habrá prácticamente heladas nocturnas.

“Es destacable que pasaremos de unas temperaturas mínimas entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal para la época del año el martes en puntos del interior a mínimas entre 5 y 10 grados superiores a lo normal para la época del año el jueves en algunas de esas mismas zonas”, comentó Del Campo.

De día, las temperaturas ascenderán entre tres y cinco grados, e incluso hasta ocho grados en la mitad oriental. Los termómetros reflejarán más de 20 grados en zonas del Mediterráneo y del sur de Andalucía.

PRÓXIMOS DÍAS

A partir del viernes aumenta la incertidumbre en el pronóstico del tiempo. No obstante, lo más probable es que el viernes continúe lloviendo en las mismas zonas que desde el miércoles, es decir, en la mayor parte de la península salvo en el área mediterránea.

Las temperaturas bajarán y habrá alguna helada nocturna en zonas montañosas, pero se espera que los termómetros marquen valores más propios de la época. Seguirán las rachas fuertes de viento en zonas altas y otros puntos del centro y este peninsular.

El fin de semana podría llover en el tercio norte y el cuadrante noroeste de la península. El ambiente será más estable en la mitad sur y el área mediterránea. Las temperaturas ascenderán, sobre todo el domingo.

Respecto a Canarias, esta semana tendrá un tiempo seco y estable, con temperaturas que irán en ascenso.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar