Volveremos y seremos millones

Mundo 13 de noviembre de 2019 Por
Al igual que la vida de Evo Morales, él también corría peligro en territorio boliviano, según ha denunciado el mandatario depuesto
garcia linera
- Vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, en el palacio de La Casa Grande del Pueblo en La Paz, Bolivia, el 5 de octubre de 2018. David Mercado / Reuters

PRENSALDIA150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

El exvicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, compartió en las redes sociales una imagen donde se ve la bandera de su país y una porción de tierra, horas antes de llegar a México, donde recibirá asilo político.

"Me llevo este pedazo de mi tierra boliviana. La tendré al lado de mi corazón y más pronto que tarde la volveré a colocar en su lugar. ¡¡¡Volveremos y seremos millones!!!", escribió en su cuenta de Facebook previamente.

García Linera renunció a su cargo, el pasado 10 de noviembre, luego de que el jefe de las Fuerzas Armadas y el comandante general de la Policía de Bolivia presionaran al presidente Evo Morales para que dimitiera, mientras grupos violentos de la oposición emprendieron una campaña de persecución contra ministros y funcionarios del gabinete, que finalmente renunciaron.

En su mensaje al país, García Linera comunicó que se sentía "muy orgulloso de haber sido vicepresidente de un indígena, de un campesino" y que "siempre" le será "leal" y estará "a su lado, acompañándolo en las buenas y en las malas".

El exvicepresidente destacó que no deseaban "restablecer el orden constitucional con base a la sangre y al fuego" y confirmó que "el golpe de Estado se ha consumado".

El partido fundado por Morales, Movimiento al Socialismo (MAS), denunció que se había activado "un plan de magnicidio" a cargo de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural, ubicada en Chimoré (donde se encontraba el mandatario depuesto), y de la Policía Boliviana.

En un comunicado, el MAS detalló que durante el 11 de noviembre "los golpistas pusieron en grave riesgo" las vidas de Morales y García Linera, con amenazas públicas de policías de realizar operativos para detenerlos, con el cierre del espacio aéreo del país andino e "impidiendo con trabas administrativas" la entrada del Avión de la Fuerza Aérea Mexicana que iba a recogerlos.

A su llegada a tierra mexicana, el mandatario dimitido le ha agradecido al Gobierno de esa nación por haberle salvado lavida, puesto que un militar recibió una oferta de 50.000 dólares a cambio de entregarlo.

García Linera llegó México, país que le otorgó el asilo político junto a Morales y la exministra de Salud, Gabriela Montaño. La cancillería previamente informó que otros 20 políticos habían sido acogidos en la Embajada mexicana en La Paz debido a que consideran que en Bolivia se llevó a cabo un golpe de Estado "porque el Ejército pidió la renuncia del presidente y eso violenta el orden constitucional en ese país".

Tomado de RT Noticias

Te puede interesar