El IMV aumenta la precariedad de las ayudas a familias que llevan meses sin cobrar

Solidaridad 20 de agosto de 2020 Por Redacción
Las “colas del hambre” de Fundación Madrina han aumentado un 50% en Julio-Agosto al no abonarse el IMV a las familias demandantes y quedarse sin RMI ni ayuda por hijo a cargo.
Fundación Madrina

El IMV aumenta la precariedad de las ayudas a familias al cambiar el RMI que es permanente en el tiempo por el IMV que es temporal y que de momento no se recibe o es denegado después de pedir que las familias renuncien al RMI para poder acceder al IMV.

Fundación Madrina ha realizado un estudio sobre una encuesta anónima que se ha realizado a una muestra de 1.600 familias, y que incluye a todas aquellas que han sido derivadas o bien han solicitado ayudas de alimentación e higiene de bebe, además de brindar información para tramitar la Renta Mínima Vital.

El IMV generará mucha más economía sumergida y solo beneficiara a las familias que anteriormente a la pandemia eran vulnerables y por tanto recibían ya otras ayudas.

El 60% de las familias que accedan al IMV solo trabajaría si recibiera un 52% más de salario que el ingreso que reciba por IMV y un 73% estarían dispuestas a trabajar en “B”–negro-.Esto aumentaría el coste del salario mínimo para las empresas.

Las colas del hambre de Fundación Madrina han aumentado un 50% en Julio-Agosto al no abonarse el IMV a las familias demandantes y quedarse sin RMI –renta mínima de inserción-ni ninguna otra ayuda por hijo a cargo y estar desempleadas.

Más de la mitad de la población objetivo no recibirá la ayuda por temas administrativos y la misma no va a ser suficiente para mantener a familias con hijos a cargo.

Algunas empresas han hecho negocio del IMV por la dificultar telemática de su tramitación.

La administración no funciona. Hay familias con “congelación de expedientes” y con el DNI o pasaporte caducados que no pueden actualizarlos.

TSUNAMI DE LA PANDEMIA: EL “IMV” SE QUEDA CORTO.

Familias vulnerables se les suspenden las ayudas del RMI y por “hijo a cargo”, de manera cautelar, al presentar el Ingreso Mínimo Vital (IMV). Al no abonarse el IMV, se quedan sin ingresos para mantener sus familias. Las colas del hambre de Fundación Madrina han aumentado por este concepto en el mes de julio-agosto un 50%.

A las familias que cobraban el RMI y le han dado automáticamente el IMV, le han dado el IMV “transitorio”, -que es la misma cantidad pero cambia de nombre-, y que ahora caduca el 31/12/20, mientras el RMI no caducaba nunca, sembrando la incertidumbre en las familias vulnerables.

En este sentido, y después de 2 meses de anunciar el Ingreso Mínimo Vital (IMV), hay incertidumbre económica en las familias vulnerables que estaban cobrando el RMI–con carácter permanente-y que ahora o no cobran porque se les ha suspendido todas las ayudas, o bien están pendientes de la ayuda “en tramitación”.

El Ingreso Mínimo Vital (IMV) no termina de llegar a todas las familias que lo necesitan. La necesidad de apoyo especializado para su tramitación, y sobre todo las faltas de citas previas para conseguir los documentos que solicita la administración, impide la tramitación correcta del IMV.

Además la administración local dificulta más este trámite, solicitando que estas familias presenten ante esta administración, la solicitud física del IMV y la resolución de la prestación del RMI que ya recibían, en un plazo improrrogable de 10 días hábiles. Como las citas previas se dan con dos meses de retraso, estas familias pierden la prestación del RMI de manera cautelar, con lo que se quedan sin ayudas ni ingresos para mantener sus familias.

En conclusión: más de dos meses después de que se aprobara el ingreso mínimo vital, miles de familias siguen pendientes de que su expediente avance y puedan recibir cuanto antes la “ayuda vital”. La falta de información y la ausencia de citas previas administrativas o citas dadas con más de 10 días hasta dos meses de espera, están poniendo en riesgo los escasos ingresos que ya tenían estas familias vulnerables dejando de percibir las ayudas sociales esenciales para su supervivencia y prometidas.

Según el reglamento del RMI, en su artículo 38.1d, (si naciera otra ayuda social transitoria–como ha sido el IMV-), el RMI debería quedar suspendido temporalmente, y no extinguido como se ha hecho desde las administraciones locales, dejando a muchas familias en la pobreza.

Asimismo, todas las nuevas concesiones de RMI desde el mes de abril 2020, han sido congeladas y las que estaban en suspensión temporal llevan 5 meses sin ser abonadas.

(Fuente: Fundación Madrina)

Redacción

Periódico digital de actualidad, abierto a la participación de sus lectores, seleccionando las últimas noticias para opinar, compartir y transformar la realidad.

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar