Cerca de 800 millones de niños del mundo está intoxicado por plomo

Denuncias Públicas 30 de julio de 2020 Por Redacción
Alrededor de uno de cada tres niños del mundo –hasta 800 millones– tienen niveles de plomo en la sangre iguales o superiores a cinco microgramos por decilitro, es decir, por encima del nivel en que es necesaria una intervención.
trabajo infantil. Imagen Pixabay

Así lo pone de manifiesto un informe presentado este jueves por Unicef y Pure Earth, que alerta de la "enorme proporción de niños intoxicados por plomo".

Según este trabajo, casi la mitad de estos niños viven en Asia meridional.

“El plomo, que apenas genera síntomas al principio, causa estragos silenciosos en la salud y el desarrollo de los niños, con consecuencias potencialmente fatales”, explicó Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef. Por eso, conocer el alcance de la contaminación por plomo y comprender la destrucción que causa en las vidas de las personas y las comunidades debe inspirar medidas urgentes para proteger a los niños de una vez por todas”, reclamó.

Titulada 'La tóxica verdad: la exposición de los niños a la contaminación por plomo socava el potencial de una generación', la investigación analiza la exposición infantil al plomo y ha sido realizado por el Instituto de Evaluación de la Métrica de la Salud (IHME) y verificado mediante un estudio aprobado para su publicación en Environmental Health Perspectives.

EFECTOS

El plomo es una potente neurotoxina que causa daños irreparables en el cerebro de los niños y resulta particularmente destructiva para los bebés y los menores de cinco años, ya que daña sus cerebros antes de que hayan tenido la oportunidad de desarrollarse plenamente.

Provoca un deterioro neurológico, cognitivo y físico para toda la vida.

Además, la exposición infantil al plomo se ha vinculado a problemas de salud mental y de comportamiento y a un aumento de la delincuencia y la violencia. Según el estudio, los niños mayores sufren graves consecuencias asociadas a esta exposición, entre ellas un mayor riesgo de padecer daños renales y enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

Se estima que la exposición infantil al plomo cuesta a los países de ingresos bajos y medios casi un billón de dólares debido a la pérdida del potencial económico de estos niños a lo largo de su vida.

LAS CAUSAS

De acuerdo con este estudio, el reciclaje informal y deficiente de baterías de plomo es uno de los principales factores que contribuyen a la intoxicación por plomo de los niños que viven en países de ingresos bajos y medios, donde el número de vehículos se ha triplicado desde el año 2.000. El aumento de los vehículos en propiedad, en combinación con la falta de regulación e infraestructuras para el reciclado de baterías de vehículos, ha dado lugar a que hasta el 50% de las baterías de plomo ácido se reciclen de manera peligrosa en la economía sumergida, destaca.

También hay que tener en cuenta que "los trabajadores de pequeñas empresas de reciclado peligroso y a menudo ilegal rompen las cajas de las baterías, derraman ácido y polvo de plomo en el suelo y funden el plomo recuperado en hornos rudimentarios al aire libre, que emiten humos tóxicos".

"A menudo, los trabajadores y la comunidad expuesta no son conscientes de que el plomo es una potente neurotoxina", indica Unicef.

Otras fuentes de exposición infantil a este material son el plomo en el agua procedente del uso de tuberías fabricadas con él; el plomo de las actividades industriales, como la minería y el reciclaje de baterías; la pintura y los pigmentos a base de plomo; la gasolina con plomo, que ha disminuido considerablemente en los últimos decenios, pero que fue una fuente histórica importante de intoxicación; las soldaduras de plomo en latas de alimentos; y el plomo en especias, cosméticos, medicinas ayurvédicas, juguetes y otros productos de consumo. Por último, los progenitores cuyas ocupaciones implican trabajar con plomo suelen llevar a casa polvo de este material en la ropa, el pelo, las manos y los zapatos, exponiendo así a sus hijos a este producto tóxico.

Según Richard Fuller, presidente de Pure Earth, “la buena noticia es que el plomo puede reciclarse de forma segura sin exponer a los trabajadores, sus hijos y los vecindarios circundantes.

Por ello, Unicef y Pure Earth pidieron que se tomen medidas urgentes para abolir las prácticas peligrosas, incluido el reciclaje informal de baterías de plomo ácido; fomentar estándares internacionales de medición; promover leyes más exigentes sobre la fabricación artículos dirigidos a los niños; limitar su exposición en lugar peligrosos, y mejorar los sistemas de control y gestión de residuos.
(SERVIMEDIA)

Redacción

Periódico digital de actualidad, abierto a la participación de sus lectores, seleccionando las últimas noticias para opinar, compartir y transformar la realidad.

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar