La peregrinación anual a La Meca incorpora estrictas medidas de seguridad por el coronavirus

Mundo 06 de julio de 2020 Por Agencia Telam
El Centro Nacional Saudita para la Prevención y el Control de Enfermedades indicó que los peregrinos no podrán entrar en contacto físico entre ellos y se prohibirá desde el 19 de julio la entrada a Arafat, Mina y Muzdalifá sin un permiso de peregrinación.
la Mca

Las autoridades de Arabia Saudita anunciaron hoy los protocolos que regirán durante la peregrinación a La Meca, el principal sitio sagrado del Islam, que no se postergará pese a la pandemia de coronavirus pero sí incorporará el uso obligatorio de mascarillas y la utilización de piedras esterilizadas para el ritual en el que se apedrea simbólicamente al demonio en la Kaaba.

El Centro Nacional Saudita para la Prevención y el Control de Enfermedades indicó que los peregrinos no podrán entrar en contacto físico entre ellos se prohibirá desde el 19 de julio la entrada a Arafat, Mina y Muzdalifá sin un permiso de peregrinación.

Además, si algún peregrino presenta síntomas de coronavirus durante la peregrinación, sólo podrá completarla si un médico lo autoriza y si muestra algún síntoma antes del inicio, no podrá iniciar la peregrinación hasta estar recuperado.

Las autoridades saudíes han determinado además que los peregrinos que acudan a los puntos de reunión tendrán que respetar el distanciamiento social, mientras que usarán envases de agua de un solo uso para evitar contagios, según ha recogido el diario Saudi Gazette, en relación a la ceremonia que se extenderá en el 28 de julio y el 2 de agosto.

Por otra parte, únicamente podrá haber diez peregrinos por cada 50 metros cuadrados en las zonas de acampada y se controlarán los tiempos del ritual del apedreamiento para evitar aglomeraciones, algo que también ocurrirá en la ceremonia de circunvalación de la Kaaba.

Los musulmanes que participen en la gran peregrinación no podrán tocar o besar la Kaaba ni la "piedra negra", los lugares sagrados más importantes de la Gran Mezquita.



Además de abstenerse de tocar o besar la Kaaba, una construcción en forma de cubo en la que está incrustada la "piedra negra", que los musulmanes consideran un pedazo desgajado del paraíso, los peregrinos se encontrarán con vallas y barreras de seguridad, según informó la agencia SPA.

El área en el que se realiza esta circunvalación, conocida como "mata"', será esterilizada antes y después de los rituales por parte de cada grupo.

El Gobierno de Arabia Saudita anunció a finales de junio la realización de la peregrinación pero había anticipado que iba a introducir limitaciones a la concurrencia, que suele sobrepasar el millón de fieles, a causa de la pandemia de coronavirus y que además aplicaría un riguroso dispositivo sanitario para intentar evitar contagios.

El ministro de Sanidad saudita, Taufiq al Rabiá, detalló que los peregrinos tendrán que ser sometidos a pruebas antes de llegar a los lugares sagrados y ha agregado que sólo podrán realizar el "hach" aquellas personas menores de 65 años.

Previamente, las autoridades saudíes ya habían suspendido las peregrinaciones por la "umrah", la peregrinación menor a La Meca que se puede hacer en cualquier período del año, a los ciudadanos y residentes en el país.

El Ministerio de Sanidad saudita indicó el domingo que en las 24 horas previas se habían detectado 3.580 nuevos casos y 58 fallecidos, lo que sitúa los totales en 209.509 y 1.916, respectivamente, desde el inicio de la pandemia, informó Europa Press.

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar