La Guardia Civil desmantela una red de 'chiringuitos financieros' que ha estafado más de 27 millones de euros

Denuncias Públicas 05 de julio de 2020 Por Redacción
Con la colaboración de la CNMV
chiringuito financiero
- La Guardia Civil desmantela una red de 'chiringuitos financieros'. Foto| Guardia Civil.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, ha desarrollado una investigación sobre una organización criminal dedicada a la perpetración de estafas a través de los denominados 'chiringuitos financieros', que ha estafado más de 27 millones de euros.
Según informó este sábado el Ministerio del Interior, la operación, denominada Operación Alibi, ha conllevado cuatro registros y ha supuesto la detención de cuatro personas en Barcelona como supuestos autores de un delito de pertenencia a organización criminal y estafa.

Con esta operación, en la que ha colaborado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se ha conseguido poner fin a una práctica defraudatoria que se iniciaba en España con la utilización de sucesivos 'chiringuitos financieros' y que habría provocado un total de 472 víctimas en España con un montante estafado superior a los 27 millones de euros.

El Grupo de Investigación Financiera de la UCO de la Guardia Civil se sumó a esta investigación en el año 2017, a instancias de la Autoridad Judicial, constatando el 'modus operandi' de esta organización delictiva, consistente en la manipulación de acciones cotizadas en sistemas multilaterales de negociación alemanes, franceses y austriacos, conducta prohibida por el reglamento comunitario de abuso de mercado.

Los sistemas multilaterales de negociación, son centros de negociación con menores requisitos para cotizar en ellos que los mercados regulados y, aunque su creación es autorizada por las Autoridades Supervisoras Nacionales de mercados de valores, la mayor parte de la supervisión de los mismos recae en los organismos rectores de dichos centros. Así, la investigación puso de manifiesto la existencia, en palabras del ministerio, “de una compleja organización criminal de carácter internacional”, radicada principalmente en Alemania y España y con conexiones con otros países.

La parte de la organización criminal radicada en Alemania sería la encargada de manipular las acciones de algunas empresas que cotizaban en sistemas multilaterales de negociación de Alemania, Francia y Austria en que invertían las víctimas. Por otro lado, la parte española de la organización delictiva, a través de distintos 'call centers' que se sucedían en el tiempo para no ser detectados, sería la encargada de captar a inversores mediante técnicas de telemarketing para, con información falsa y tras continuos contactos telefónicos con promesas de grandes beneficios, conseguir que las víctimas invirtiesen en los valores ofrecidos.

Las víctimas tenían una falsa sensación de seguridad por el hecho de que los valores cotizasen en sistemas multilaterales de negociación autorizados, se contactase con ellos en nombre de empresas de asesoramiento ubicadas en el extranjero creadas ad hoc para aparentar solvencia y que la inversión se realizase a través de sus propias cuentas de valores.

Sin embargo, la organización criminal mantenía artificialmente el valor de las acciones vendidas y, llegado el momento, dejaban “caer” a la empresa y con ello el valor de sus acciones, lo que provocaba la pérdida de la inversión y, por tanto, la consumación de la estafa, ya que este era el momento de sustituir esta empresa por otra nueva en la que invertirían las futuras víctimas.

La investigación ha contado con la colaboración y coordinación permanente entre la Policía de Düsseldorf (Alemania) y la Guardia Civil, culminando con la detención y puesta a disposición judicial, tanto en Alemania como en España, de los responsables de los hechos. De esta manera, a finales del pasado año, se produjeron cuatro detenciones en Alemania y uno en Grecia, siendo esta última un ciudadano alemán considerado el cabecilla de esta organización, quedando otro de nacionalidad griega en paradero desconocido.

En lo que respecta a España, además de las cuatro detenciones llevadas a cabo esta misma semana en Barcelona, por parte del Grupo de Huidos de la Justicia de la UCO se procedió el pasado mes de enero a la detención de un ciudadano marroquí en la provincia de Alicante, a requerimiento de las autoridades germanas al estar esta persona en busca y captura por su vinculación con esta organización. Para estas personas detenidas en Barcelona, la Autoridad Judicial ha decretado prisión incondicional sin fianza para todos ellos.

La CNMV colaboró con la Guardia Civil dentro de la habitual cooperación entre ambas instituciones en la lucha contra los fraudes financieros, poniendo a disposición sus datos sobre las entidades españolas utilizadas en el fraude, entidades que ya habían sido anunciadas como 'chiringuitos financieros' a través de la correspondiente advertencia en la web de la CNMV el pasado 28 de octubre de 2019.
(SERVIMEDIA)

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar