La Guardia Civil detuvo el pasado año a 4.234 personas por delitos contra el medio ambiente

Ecología y medio ambiente 05 de junio de 2020 Por Redacción
accidentes
accidentes

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil detuvo durante 2019 a un total de 4.234 personas por delitos contra el medio ambiente, al tiempo que tramitó más de 107.000 infracciones administrativas e investigó 4.089 delitos por acciones contra la naturaleza.
El Instituto Armado ofreció este viernes estos datos con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente y explicó que durante el pasado año los delitos que más aumentaron fueron los relacionados con la extracción ilegal de agua y el maltrato animal.

Además, durante el pasado ejercicio se denunciaron 1.634 delitos por defraudación de aguas, que conllevaron la detención o investigación de 845 personas. En este apartado se desarrolló la 'operación Mizu', realizada entre abril y septiembre, en la que fueron detenidas e investigadas 1.007 personas por la extracción de agua de más de 1400 pozos ilegales.

En cuanto a los delitos por incendios forestales, la Benemérita destacó que durante el pasado año se aclararon 403 fuegos, lo que supone que se esclarecieron el doble de incidentes de este tipo que en 2018.

TRÁFICO DE RESIDUOS

Otro apartado es el referido a las infracciones de la normativa sobre vertidos y residuos con 20.084 denuncias, en las que las relativas a la normativa sobre el ejercicio de la pesca, en su mayoría continental fueron 12.491. También se contabilizaron 10.332 actuaciones relacionadas con animales de compañía; 9.594 con sanidad animal y 5.378 relacionadas con las aguas. También se contabilizaron durante el pasado ejercicio 5.241 infracciones relativas a la normativa sobre los espacios naturales flora y fauna, así como 5.097 sobre normativa de caza.

Asimismo, la Benemérita resaltó que sus agentes del Seprona realizaron durante 2019 distintas operaciones contra el efecto invernadero, el cambio climático y gases que agotan la capa de ozono. Una de estas actuaciones fue la 'operación Malvarma', en la que se desarticuló una organización delictiva dedicada al tráfico de residuos (gases fluorados), sustancias que agotan la capa de ozono (R-22).

Por último, el Instituto Armado recordó que este pasado 1 de junio se inició la campaña de prevención e investigación de incendios forestales, en la que distintos especialistas del Seprona se desplegarán en los incendios más relevantes para abordar la problemática e investigar cada caso.

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar