Vivimos en una sociedad en la que prácticamente todo parece de usar y tirar. De hecho, según algunos analistas, en un par de décadas los oficios especializados en la restauración y arreglos podrían desaparecer. Zapateros, técnicos de reparación de electrodomésticos y profesionales similares parecen tener los días contados. Aunque aún hay quien prefiere reparar las cosas cuando estas se rompen. Lo que nos lleva a una interesante cuestión. ¿Cuándo interesa arreglar algo y cuándo es mejor cambiarlo por otro nuevo? Veamos algunos detalles.

El coste de la reparación

Evidentemente, lo primero que se evalúa cuando nos planteamos comprar o reparar es lo que nos va a costar, tanto el arreglo como sustituir lo roto por algo nuevo. Está claro que si lo que se nos ha roto es algo grande, el precio de comprar otro será muy alto en comparación con una pequeña avería. Una empresa de reparación de puertas automáticas nos permitirá tener funcionando de nuevo este elemento por mucho menos dinero de lo que nos costaría quitar la puerta rota y poner una nueva.

Siempre que se cuente con profesionales de experiencia, podemos consultarles directamente a ellos sobre la conveniencia de arreglar algo o si es mejor hacer un cambio. Puede que la solución solo sea temporal y que en poco tiempo se estropee otra cosa. En tal caso, podría ser mejor invertir el dinero en algo nuevo y con garantía que tratar de hacer parches a algo que al final tendremos que cambiar.

La calidad del producto

Incluso cuando el precio de arreglar algo parece un tanto elevado, puede que sea interesante hacerlo en vez de comprar algo nuevo. Sobre todo cuando se trata de un producto de buena calidad, que ha funcionado bien muchos años. En cierto sentido es verdad lo que dice la gente mayor de que ya no se hacen las cosas como antes. O al menos, no esos productos muy baratos que compramos para salir del paso.

Si no quieres tener que estar arreglando averías o comprando algo nuevo a menudo, lo mejor es buscar calidad además de un buen precio. Si compras una buena estufa electrica seguramente evites problemas de funcionamiento durante más tiempo que si te limitas a coger la más barata.

La urgencia con la que lo necesitas

Este es otro punto bastante importante. No es lo mismo que se te rompa la batidora y tengas abierta debajo de casa la tienda de electrodomésticos, a que llegues por la noche y te encuentres con que la cerradura no funciona porque alguien ha intentado forzarla. Igual hasta puedes dejar de hacer el puré y esperar unos días para comparar ofertas, pero como comentan en cerrajerobarcelona.pro, cuando se trata de una urgencia, hay que hacer una reparación de inmediato. Y una vez que se ha hecho, lo normal es esperar tiempo para aprovechar al máximo el gasto que se ha hecho.

El valor sentimental

Hay veces en las que lo que se ha roto es algo que tienen un valor más allá del dinero. Nos referimos a esas cosas que se han recibido como regalo de alguien que nos importa. O un objeto procedente de alguna herencia, más o menos cuantiosa. Y es que puede que reparar el reloj del abuelo nos cueste mucho, pero si se trata de una reliquia familiar, seguramente ni siquiera nos planteemos hacer otra cosa. El valor sentimental nunca se puede calcular en divisas normales.

La posibilidad de mejora

Finalmente, hay objetos que pueden ser sustituidos por otros más eficientes y modernos. En tal caso, puede que estemos deseando que se estropeen para cambiarlos, o que ni siquiera esperemos a ello. Por ejemplo, los sistemas de calefacción y climatización modernos son mucho más eficientes que los que tienen unos cuantos años, así que puede ser una buena idea ahorrarse el dinero del arreglo, y unido a lo que se puede reducir la factura de la electricidad, renovar estos equipos. En grupo Aplus puedes ver algunas soluciones en este sentido.

En resumen

Hay muchos factores que pueden indicar si es mejor arreglar algo o cambiarlo por el mismo artículo nuevo. Coste, calidad e incluso el cariño que le tengamos a algo determinará si nos decidimos por una u otra opción. ¿Qué otros puntos tienes en cuenta, si acaso tienes alguno, para tomar este tipo de decisiones?

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.