Cientos de miles de personas marcharon en Londres este sábado para reclamar que los ciudadanos británicos tengan la decisión final sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea, mientras los parlamentarios británicos buscan una salida al estancamiento del proceso.

La demanda de los ciudadanos se centra en distintas posibilidades como la celebración de un nuevo referendo sobre el Brexit o, en todo caso, que cualquier acuerdo sobre el mismo se someta a otra votación pública.

Según los organizadores de la campaña “Put It To The People” (“Pónganlo en manos de la gente”), más de un millón de personas se unieron a la protesta que este sábado llegó hasta el Parlamento británico.

No hubo una verificación independiente de los asistentes, pero el corresponsal de la BBC Richard Lister, quien estaba en el lugar, dijo que la marcha había sido “muy significativa” y que los participantes podían contarse en “muy por encima de los cientos de miles”.

La magnitud del evento sería comparable a la que se considera la marcha más grande de este siglo en Reino Unido, “Stop The War” (Paren la guerra), celebrada en 2003 contra la guerra en Irak.

La manifestación de este sábado contó con asistentes como la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, y el alcalde de Londres, Sadiq Khan (que llevaba una pancarta con el lema “Put It To The People”).

Sturgeon dijo que este era un “momento de máxima oportunidad” para evitar un “Brexit duro” o sin acuerdo.

Tom Watson, parlamentario del partido Laborista, dijo a la multitud que el acuerdo de May era “terrible”. Otros asistentes pidieron directamente cancelar el Brexit.

Katie Wright, periodista de la BBC, destacó que algunas personas mostraban en sus pancartas lemas como “Nunca desistiré de la UE” y “Brexit es traición”. Otros participantes gritaban eslóganes como “¿Qué queremos? Detener el Brexit. ¿Cuándo lo queremos? Ahora”.

Paralelamente, una petición en línea en la página web del Parlamento para cancelar el Brexit superó ya los cuatro millones de firmas.

Layla Moran, diputada del partido Demócrata Liberal, dijo que la petición podría “dar oxígeno” a la campaña para celebrar otro referéndum sobre el Brexit.

Este jueves, los líderes europeos acordaron retrasar la salida de Reino Unido de la UE, que originalmente estaba prevista para el 29 de marzo.

El Parlamento británico rechazó en dos ocasiones el acuerdo de salida que la primera ministra británica, Theresa May, negoció con Bruselas durante año y medio.

Si los parlamentarios desaprueban el pacto por tercera vez, Reino Unido tendrá de plazo hasta el 12 de abril para idear un plan alternativo o, de lo contrario, salir de la Unión Europea sin un acuerdo.

Sin embargo, May dijo que podría no someter su convenio a una tercera votación.

Mientras se celebraba la marcha “Put It To The People”, otra marcha a favor del Brexit que empezó la semana pasada en Sunderland, en el norte de Reino Unido, avanzaba hacia Londres.

El parlamentario conservador (y simpatizante del Brexit) John Redwood dijo a la BBC: “Sabemos que 16 millones de personas querían quedarse en la UE, y algunas de ellas todavía querrían quedarse en la UE, y muchas desearían tener otro referéndum, pero siempre fueron una minoría”.

En fotos, la marcha en Londres

Foto: AFP.

Bajo el lema ‘Put it to the people’ (Ponlo en manos de la gente), la marcha arrancó en la céntrica calle Park Lane: Foto: EFE

La marcha empezó alrededor de la 1 de la tarde y llegó hasta el Parlamento británico. Foto: Tomada de la BBC.

La marcha reunió a gente de todos los rincones de Reino Unido y a británicos que actualmente viven en otros lugares de Europa. Foto: Getty Images.

Los manifestantes llevaron una gran variedad de pancartas hechas a mano. Foto: Reuters.

En la pancarta azul se lee el mensaje “Unidos nos mantenemos de pie, divididos nos caemos”. Foto: Tomada de la BBC.

El mensaje de la derecha dice “Si no te produce alegría, deshazte de él (Brexit)”, en alusión a las popular recomendación de Marie Kondo para ordenar las casas. Foto: Tomada de la BBC.

(Con información de la BBC)