Por Andrew Downie

SOCHI, Rusia (Reuters) – La selección brasileña de fútbol llegó al Mundial de Rusia como una de las grandes candidatas a ganar el título, pero paradójicamente el empate 1-1 contra Suiza dejó a la “verdeamarela” a un partido de igualar su racha más larga sin triunfos en la Copa: cuatro duelos entre 1974 y 1978.

Brasil perdió sus últimos dos partidos en casa en 2014, un traumático 7-1 en la semifinal ante Alemania, seguida de un 3-0 ante Holanda en el partido por el tercer puesto. Ahora, el “scratch” necesita ganarle a Costa Rica en el Grupo E para no igualar esa marca.

En 1974, los sudamericanos fueron vencidos 2-0 por Holanda y luego 1-0 por Polonia. Esa racha sin victorias continuó en 1978, cuando empataron sus primeros dos partidos (1-1 con Suecia y 0-0 con España).

Brasil rompió la maldición con una victoria 1-0 sobre Austria pero no pudo ganar el torneo ese año.

La cinco veces campeona del mundo, que ha ganado 17 de sus 22 partidos con el entrenador Tite, espera estar a la altura de su fama ganadora cuando se enfrente a Costa Rica.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.