Valentín Mufila, músico y director artístico de la cooperativa social multicultural Ballafon en Varese, es también un apasionado conocedor de la historia africana. Esa historia borrada por el colonialismo para justificar las atrocidades y el saqueo sistemático de las riquezas de los pueblos, presentados como salvajes a ser civilizados. En una serie de artículos, Valentín nos contará historias y personajes invisibilizados en la versión oficial impuesta por los europeos.

Estas historias sobre África antes del colonialismo comenzarán con el pueblo Shona de Sudáfrica, que junto con los egipcios fue uno de los mayores constructores que el África profunda haya conocido jamás. A este pueblo le debemos hermosas y grandiosas estructuras como los castillos de Mwene Mutapa, situados en el actual Zimbabwe.

A continuación, hablaremos del reino de Kouch, que desempeñó un papel importante en el nacimiento de Egipto: alrededor del año 3000 a.C. el faraón Narmer, un koucita del actual Sudán, unificó el Alto y Bajo Egipto. Veremos las pequeñas pirámides de Sudán y el gran templo de Defufa,los más antiguos de África según los últimos descubrimientos. El reino de Kouch, también llamado Nubia, fue primero un gran amigo de Egipto, y luego se convirtió en su peor enemigo debido al oro que –a diferencia de Egipto–, poseía en abundancia.

Hablaremos del pueblo Dogon o (Ndogoni) de Mali, notorio por sus avanzados conocimientos en el campo de la astronomía, que la ciencia moderna todavía lucha por entender hoy y de Ghana, que creó un inmenso imperio y escribió una página muy importante en la historia africana.

Seguiremos la epopeya de los Mandè, uno de los imperios más grandes de África Occidental tras la caída de Ghana, y conoceremos al legendario rey Soundiata Keita, que a principios del siglo XIII unió a los pueblos y clanes y proclamó ideas revolucionarias de libertad e igualdad.

Conoceremos luego algunos de los mayores luchadores africanos como la reina Nzinga de Angola, que en el siglo XVII fue la primera jefa de Estado en desarrollar un plan contra la esclavitud –mientras los portugueses, holandeses e italianos disputaban entre sí el control de los puertos–, y la reina de Ghana, Yaa Asantewa, que luchó por su pueblo contra la invasión británica.

También habrá espacio para la historia del taburete dorado sagrado para los Ashanti, pueblo de Ghana, que fue robado por los británicos.

Y nos acercaremos al reino de Aksoum en Etiopía, con sus magníficos edificios y sus emperadores y reinas, y descubriremos la extraordinaria historia de la congoleña Kimpa Vita, llamada Juana de Arco africana: quemada en la hoguera en 1706, luchó contra el colonialismo y la esclavitud y despertó la conciencia de su pueblo, los Bakongo y de muchos otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.