Rajoy reclama al PSOE que su apoyo no se limite a la investidura

Rajoy reclama al PSOE que su apoyo no se limite a la investidura
  • El presidente coincide con Antonio Hernando en la importancia del papel del PSOE para evitar unas terceras elecciones y pide que se vuelvan a abstener para aprobar sus medidas
  • “Yo estoy aquí porque mi partido ganó las elecciones. Conviene repetirlo porque eso es simplemente democracia”

La respuesta de Mariano Rajoy a Antonio Hernando, el portavoz de los socialistas, se ha centrado en agradecer el reconocimiento de que no había “ninguna alternativa” para evitar unas terceras elecciones. “Yo no voy a hablar del PSOE ni de sus aciertos, no me corresponde ni hace al caso. Simplemente voy a reconocer su papel antes del día de hoy y en el futuro”, ha dicho el candidato a presidente, que en otro momento de su contestación le ha resumido: “La situación es la que es, todos somos conscientes de dónde estamos”.

Así, Rajoy ha recordado en varias ocasiones su exigencia de responsabilidad a los 350 diputados del Congreso para impedir que se bloquee de nuevo la situación. Para evitarlo, en varias ocasiones se ha dirigido a los socialistas para reclamar la abstención en próximos debates. “Yo no quiero anular su papel de oposición”, ha desmentido. “Yo no he llegado a ningún acuerdo con el PSOE”.

El candidato del PP ha reconocido estar “absolutamente de acuerdo” con el portavoz socialista en el peligro de un nuevo “bloqueo”. “Yo no quiero que haya elecciones por tercera vez aunque a lo mejor a mí me podrían beneficiar”, ha admitido.

Dispuesto a presumir de los buenos datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) conocidos este jueves, Rajoy ha negado la visión de su gestión que ha intentado Hernando y ha presumido de que la situación económica “se ha reconducido”: “En 2011 el parosubía a un 12%, ahora baja a más del 10% anual”.

Consciente de la necesidad que los socialistas tienen de distanciarse del PP aunque permitan que gobierne gracias a su abstención, Rajoy se ha dirigido a Hernando con las siguientes palabras: “Reconozco que ha hecho usted un esfuerzo para ser diferentes”. Pero su consejo ha sido que abandonen esa actitud ya que el reparto de fuerzas necesita de los socialistas para aprobar muchas iniciativas: “Debemos dejar los esfuerzos para ser más distintos, para situar al otro en un extremo en el que no está, no es bueno demonizar al otro”.

“Las ideologías han evolucionado, las diferencias son menores”, ha espetado Rajoy al socialista ante el entusiasmo de los diputados de Unidos Podemos, que han aplaudido y asentido sus palabras ya que apoyan la tesis de que va a producirse una alianza a tres entre el PP, el PSOE y Ciudadanos.

Con el lamento de que no ha sido posible su fórmula preferida de “un Gobierno a tres” ni el plan B de un acuerdo parlamentario “que aportase un mínimo de estabilidad al Gobierno de España”, Rajoy ha dejado claro que el escenario “no es el mejor” y es plenamente consciente de su debilidad.

“No hay ningún acuerdo con el PSOE, pero yo haré lo que pueda para gobernar, soy consciente de que la gobernabilidad se trabaja día a día. Esta legislatura será difícil para el Gobierno, lo tengo muy claro, pero somos 350 diputados aquí”. De esta forma, el presidente exigía extender en el tiempo la misma “responsabilidad” que a su juicio el PSOE va a demostrar con la abstención. “Cabe exigirla para el futuro”, ha pedido para que no se bloquee su gestión desde el PSOE.

Aunque ha reconocido que las reválidas se dan por congeladas y no serán necesarias para obtener el título de la ESO o el Bachillerato en aras de llegar a un pacto en materia de Educación, Rajoy ha subrayado que ese acuerdo “no debe consistir en derogar la LOMCE”. “Vamos a ver qué acordamos”.

El llamado “desafío soberanista” de Cataluña ha ocupado los últimos minutos de su réplica a Hernando. Rajoy ha asegurado estar dispuesto “a hablar sinceramente” y hacer el mayor esfuerzo del que sea capaz para reflexionar “sobre la España que queremos”.”Nuestra obligación es hacer algo que sea operativo”, ha dicho tras reconocer que no sabe “cuál es el foro adecuado”.

El veto del Gobierno a las iniciativas parlamentarias, reprochado por Hernando, lo ha justificado por el gasto extra que suponían: “Son un gasto a mayores de 6.700 millones, señorías. ¡Es que no los tenemos!”.

Tomado de eldiario.es

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar