Rajoy presenta su nuevo gabinete y ratifica política de continuidad

Rajoy presenta su nuevo gabinete y ratifica política de continuidad

El reelecto presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, ha apostado finalmente por la continuidad, con pocos guiños a sus socios de PSOE y Ciudadanos.

Rajoy ha dejado todo el poder en su anterior número dos, a quien ha quitado la portavocía, pero la ha reforzado como única vicepresidenta del nuevo Ejecutivo. Soraya Sáenz de Santamaría seguirá siendo su delfín, y permanecerán en el gabinete Luis de Guindos, Cristóbal Montoro, Isabel García Tejerina, Rafael Catalá, Fátima Báñez e Iñigo Méndez de Vigo.

Como estaba previsto, se caen de la lista el reprobado Fernández Díaz, Margallo y Morenés, a quienes se daba por amortizados en todas las quinielas. En su lugar se quedan Ignacio Zoido, exalcalde de Sevilla, en Interior; Alfonso Dastis, embajador de España ante la Unión Europea, en Exteriores; y María Dolores de Cospedal, en Defensa.

Rajoy ha resuelto así su conflicto con la lucha de poder entre Santamaría y Cospedal,haciendo que el departamento de esta última no dependa del de la primera, aunque todavía queda por resolver quién estará a cargo del CNI.

Además, la portavocía queda ahora en manos del actual titular de Educación, Méndez de Vigo, en uno de los pocos guiños que Rajoy ha decidido hacer para contentar a sus socios de Ciudadanos y PSOE. Todos pedían regeneración y la formación de un equipo dialogante y el pacto educativo será una de las principales reformas a negociar en la nueva legislatura. De ahí que el presidente haya elegido un perfil amable, en detrimento de Santamaría, ya amortizada durante la época de los rodillos del PP.

De otro lado, Rajoy ha zanjado la batalla entre sus líderes económicos, De Guindos y Montoro, sin ofrecer más poder al primero del que ya tenía. Es decir, él permanece al frente de Economía, Industria y Competitividad, mientras el titular de Hacienda mantiene también su cartera y seguirá estando al frente de otro de los inminentes retos del nuevo Gobierno: la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Entre los pocos cambios introducidos se encuentra también el cambio de Administraciones Públicas -antes dependiente de Montoro- por el de Administraciones Territoriales, que queda en manos de la vicepresidenta. Ella, a cambio de perder la portavocía estará al frente de otro de los grandes pactos que tendrán que llegar en esta nueva etapa: la reforma de la financiación autonómica.

Báñez, que tuvo un papel principal en las negociaciones del pacto entre PP y C’s, sigue al frente de Empleo. Un premio que, de nuevo, sirve a Rajoy para reforzar la imagen del perfil dialogante que pidieron quienes permitieron que siga en la Moncloa.

(Tomado de Público)

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar