Pedro Sánchez deja el escaño para intentar la reconquista del poder en el PSOE

Pedro Sánchez deja el escaño para intentar la reconquista del poder en el PSOE
  • “A partir del lunes cojo mi coche para recorrer de nuevo España y escuchar a los militantes”, afirma el exsecretario general del PSOE
  • Sánchez registra en el Congreso su renuncia al acta para evitar abstenerse o votar no al candidato del PP
  • Exige la convocatoria de primarias para intentar recuperar el control del partido

Pedro Sánchez deja su escaño y se lanza a la carretera para intentar recuperar el control del PSOE en un Congreso que nadie ha convocado todavía. El líder depuesto se evita así el escenario de desautorizar la decisión adoptada por el Comité Federal de abstenerse en la investidura de Rajoy.

Sánchez se enfrentaba a una difícil decisión: abstenerse renunciando a su “principio” de rechazar al PP o mantener el no desobedeciendo al máximo órgano de dirección del PSOE.

“mantengo mi no firme y claro a Rajoy”, ha dicho Sánchez antes de hacer una petición a la gestora que gobierna el PSOE: “Que no haya expulsión a quienes voten contra la investidura y mucho menos romper con nuestro partido hermano, el PSC”.

Pedro Sánchez se emociona durante la comparecencia en la que ha anunciado su renuncia al acta / EFE
Pedro Sánchez se emociona durante la comparecencia en la que ha anunciado su renuncia al acta / EFE

Sánchez se va pero anuncia que se queda. “A partir del lunes cojo mi coche para recorrer de nuevo España y escuchar a los militantes”, ha asegurado. El ya exdiputado califica su renuncia como “un paso momentáneo a un lado”.

La conclusión evidente es que Sánchez optará de nuevo a la secretaría general si se convoca un Congreso en el PSOE. Mientras eso ocurre, intentará mantener viva la bandera del “no es no”, que se atribuye como principal valor político.

“No dejo la política”, advierte Sánchez que ya trabaja con un equipo de fieles en la agenda de viajes que pretende realizar por los territorios en su pulso a los que le descabalgaron del poder en Ferraz. Su objetivo es conseguir que la militancia tenga derecho a votar y para ello quiere presionar la máximo al actual poder en el PSOE: “Dedicaré todo mi esfuerzo a defender el derecho a la militancia  a votar”, ha asegurado.

En su discurso de despedida (sin preguntas), no ha faltado un durísimo ataque al equipo que dirige Javier Fernández: “Hoy, tras la investidura, expira el mandato de la gestora. El lunes deberán poner fecha y lugar para la celebración del congreso”.

La renuncia al escaño deja a Sánchez fuera del Congreso esta legislatura. Dirigentes del entorno del exsecretario general reconocen que mina sus posibilidades en el futuro porque el tiempo le podrá hacer caer en el olvido de la militancia en favor de sus posibles rivales, que tendrán una mayor presencia mediática. Sánchez reaparecerá este domingo en Salvados (La Sexta).

La despedida de Sánchez se ha visto interrumpida por un momento de emoción en el que el exsecretario general tuvo que tomarse un tiempo para evitar el llanto que comenzó a asomar en su voz. “Ha sido un orgullo ser diputado del PSOE”.

Tomado de eldiario.es

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar