Quieres compartir esta publicación

Sociedad

Mitos sobre el testamento

testamento

Cuando hablamos de testamento y últimas voluntades es fácil pensar que lo normal es redactarlo a una edad bastante avanzada o en el último momento. Lo cierto es que esto se encuentra muy lejos de la realidad debido a una serie de mitos que se han ido construyendo alrededor de este tema.

En primer lugar, hay que destacar la importancia de dejar testamento (aparte de ser aconsejable para ti mismo a cualquier edad) sobre todo para tus herederos, ya que ayudará a evitar posibles conflictos en un futuro.

Al igual que en el artículo la verdad detrás de estos mitos sobre el testamento donde se explica con detenimiento varios falsos mitos sobre los testamentos, en este recopilamos los aspectos más destacados para que compruebes por ti mismo que es mucho más sencillo y económico de lo que se pueda llegar a pensar.

¿Es realmente caro otorgar testamento?

El precio podría ser uno de los motivos de mayor peso a la hora de decidirse a redactar el testamento. Por norma general, se suele pensar que el coste de realizarlo será elevado, pero esto no es verdad.

Para ser exactos, según el Consejo General de Notariado, los aranceles notariales pueden estar entre los 38 y los 50 euros aproximadamente. En este caso, el testamento queda guardado en el Registro de Actos de Últimas Voluntades.

Por otro lado, existe una opción gratuita (es menos seguro porque no se realiza ante notario) conocida como testamento ológrafo. Este es redactado y firmado por el propio testador de manera confidencial, respetando la regla de los tercios establecida por la Ley.

La muerte como un tema tabú

A nadie le gusta hablar de la muerte, y mucho menos a una persona joven y que se encuentre en perfectas condiciones de salud, por lo que la mayoría de la gente no se para a pensar en cuando hacer sus últimas voluntades.

Lo cierto es que no debemos tener en cuenta este tipo de supersticiones, ya que lo único que debe preocuparnos es la utilidad y la comodidad que otorgará el testamento a los herederos.

Duración del testamento, ¿se pueden cambiar tus últimas voluntades?

Aunque es un error muy frecuente, realmente es posible modificar, revocar o repetir el testamento cuando quieras (en cualquier etapa de tu vida) y las veces que estimes conveniente. Como es lógico, el último testamento redactado deja sin validez alguna al anterior.

Esto permite una mayor libertad a la hora de expresar las últimas voluntades, independientemente de la persona y de la edad. Únicamente existen dos excepciones al respecto: ser menores de 14 años y no hallarse en cabal juicio, sea de forma habitual o accidental.

Hacer un testamento tiene una gran dificultad

Aunque la mayoría de las personas piensen que realizar el testamento supone hacer un listado de los bienes, obligaciones y derechos que se poseen, y después ir asignando cada una de esas posesiones, esto es una creencia totalmente falsa.

La realidad es que en la mayoría de los casos (exceptuando los testamentos en los que se deje opcionalmente un legado para una persona en concreto, siempre cumpliendo la regla de los tercios) lo que se especifica es el porcentaje de tus bienes que deseas ceder a las personas u organizaciones que estimes oportunas.

El testamento es sólo para ricos 

Esta afirmación es totalmente falsa. La cantidad de patrimonio que posea una persona no tiene nada que ver con la utilidad y recomendación de realizar este documento.

Es evidente que si la fortuna es mayor pueden surgir un mayor número de problemas entre los herederos. Pero incluso con una cantidad menor de patrimonio, el poseer las últimas voluntades por escrito proporciona una mayor calma y seguridad en el futuro.

Si figuras como heredero en un testamento, no puedes renunciar

Otro gran mito alrededor de herencias y testamentos es la imposibilidad de renunciar a una herencia. Pero lo cierto es que sí se puede renunciar a una herencia, y además el procedimiento no es complejo.

Pero, ¿por qué habría alguien de querer renunciar a una herencia? El motivo principal son las deudas. Con una herencia además de heredar los bienes y derechos de la persona fallecida, también puedes heredar sus deudas. Por ello, en muchos casos recibir una herencia es un regalo envenenado que es mejor rechazar. Si quieres saber más sobre cómo hacerlo, te recomendamos este artículo: Renunciar a una herencia: ¿Cómo y por qué?

Quieres compartir esta publicación

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas