Quieres compartir esta publicación

Viajes

Me voy de viaje, ¿por qué debería contratar un seguro?

viaje seguro

Existen algunas razones por las que es interesante llevar este tipo de seguro en la maleta.

Lo tienes todo organizado. Vuelos y alojamiento, lugares de interés que no te quieres perder y alguna que otra idea sobre los regalos que piensas traer de vuelta. No obstante, siempre hay un detalle que genera algunas dudas acerca de si es importante o se puede prescindir de ello. ¿Realmente interesa contratar un seguro de viaje? Estos son algunos de los motivos por los que no solo interesa, sino que debería ser una de las primeras cosas que se miran al organizarlo.

Es obligatorio en varios países

Aunque tenemos la idea de que este seguro es algo opcional, que podemos contratar o no según nuestras preferencias, existen países que obligan a quienes los visitan a tener cubiertas las incidencias. Por ejemplo, si quieres visitar Cuba y disfrutar de sus playas, no te dejarán entrar si no cuentas con un seguro. Otros lugares son Rusia, Argelia o Irán. Y recientemente se ha unido a la lista Ecuador, que exige que los turistas cuenten con un seguro de viaje internacional durante el tiempo que dure la visita. De modo que no está de más echar un vistazo a los requisitos para viajar a algún lugar por si también cambiasen las normas y nos piden el seguro.

Cubrir gastos sanitarios

En algunos países no es obligatoria tener este seguro. Pero si por algún motivo necesitamos recibir asistencia médica, nos arrepentiremos de no haberlo hecho. Países como Sudáfrica o Estados Unidos tienen un coste muy elevado en cuanto a servicios médicos. Una simple consulta en USA cuesta de media más de 60 euros. Por no hablar de lo que tendríamos que pagar si nos tuvieran que ingresar, cuyo precio diario se cuenta en miles de euros.

Es verdad que cuando viajamos no pensamos en que pueda ocurrir algo de esto, y que posiblemente no tengamos que ir a un hospital o un centro de salud. Pero si llevamos un seguro medico de viaje internacional al menos tendremos la tranquilidad de que en caso de que nos haga falta, nuestro bolsillo no se resentirá.

Imprevistos que impiden viajar

Como es natural, el viaje se habrá reservado con antelación para aprovechar una oferta o tenerlo todo organizado antes de salir. El problema es que puede suceder algo que nos obligue a suspenderlo. En muchos casos la cancelación supone perder el dinero que ya hemos pagado, bien sea una parte o el precio total de todo lo que hemos contratado.

Y es que pensamos en que una enfermedad o un accidente puede hacer que tengamos que suspender el viaje. Pero también puede ocurrir algo con alguien de nuestro entorno más cercano, como que un familiar tenga que ser operado o que nuestros mejores amigos se casen y lo anuncien cuando lo tenemos todo listo. Tener un seguro cancelacion viaje permite anularlo todo y no perder el dinero.

Cuando hay que volver antes de tiempo

También pueden ocurrir cosas inesperadas mientras estamos fuera. Imprevistos que nos obligan a tener que volver antes de lo que estaba planeado. Si no tienes un seguro, habrá que comprar un nuevo billete, a un precio en muchas ocasiones elevado, así como a perder el dinero de los días de hotel que no se han disfrutado. Con un seguro todos estos gastos se pueden recuperar.

En resumen, por tranquilidad

Contar con un seguro adicional si sales de viaje es una garantía de que todo lo que pueda ocurrir estará cubierto. No solo en cuestiones de dinero, sino también si hace falta asesoramiento cuando estás fuera. Con una llamada puedes obtener la información que necesitas y hasta dejar que sean tu seguro el que se encargue de todo. En definitiva, un seguro de viaje es más que interesante.

Quieres compartir esta publicación

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas