Quieres compartir esta publicación

Deportes

Málaga es la provincia andaluza con más afición al Ciclismo: un deporte de alto riesgo

Málaga es la provincia andaluza con más afición al Ciclismo: un deporte de alto riesgo

Málaga es la provincia con más afición al ciclismo de toda la región según señala la Federación Andaluza de Ciclismo. Es donde más licencias se reparten y más pruebas se celebran a lo largo del año.

Esto también coincide con la frialdad de los números de accidentes que se albergan sobre el asfalto malagueño. Solo en la provincia hay señaladas 24 carreteras con alto riesgo de accidentes según ha elaborado la delegación malagueña de la Federación Andaluza de Ciclismo.

Daniel Ortiz, su responsable, resume cuál es el principal problema: «Los conductores consideran a los ciclistas como un estorbo». Una convicción que sirve de abono a la tragedia. Los ejemplos se escriben casi por infinito.

Rafael López, malagueño de 41 años más conocido como El Rubio en el mundillo del ciclismo y con más de dos décadas de este deporte a su espalda, «Yo he visto romper espejos retrovisores con mi culo o mis piernas de lo cerca que me han pasado los conductores». Según explica, todo se reduce a una simple cuestión de educación. «Hay que concienciar a la gente que somos la pieza más débil sobre la carretera. Yo también pago mis impuestos y también soy conductor. No puede ser que por diez segundos de impaciencia los ciclistas seamos los más perjudicados. La gente te adelanta raspando por no esperar y medio minuto más tarde te los encuentras otra vez en el siguiente semáforo», lamenta.

La convivencia entre conductor y ciclista nunca ha sido fácil. Hasta el punto de que muchos consideran al ciclista como un elemento de riesgo. Alguien que se salta a la torera el código de circulación. Llegados a este punto, urge la distinción entre el ciclista urbano, que es cualquiera que utiliza la bicicleta como herramienta para desplazarse. Luego, está el cicloturista que practica el ciclismo como deporte en carreteras abiertas y respeta las normas de circulación. «Utiliza el carril para bicicletas», es el gran clásico entre los derrapes verbales que dirige el conductor aireado al ciclista que va circulando por la carretera.

Una de las principales conclusiones que extrae el último Barómetro de la Bicicleta realizado por la Federación Andaluza es que seis de cada diez españoles no conoce la normativa sobre la circulación de bicicletas, incluidos cuatro de cada diez usuarios de la bicicleta. «No saben, por ejemplo, que para circular sobre el carril bici no se puede ir a más de 20 km/h. Una velocidad que se supera en bicicleta de carretera con dos pedaladas.

La regla de oro para cualquier conductor. «Es tan simple como que son 1,5 metros los que separan la vida de la muerte», esta es la distancia de seguridad a la hora de rebasar a un ciclista que circula en solitario o a un grupo. Un metro y medio salva vidas.

Consejos de la DGT a los ciclistas:

  • Recuerda el uso obligatorio de reflectantes. Si circulan por vía interurbana, los conductores de bicicleta deben llevar puesta una prenda reflectante para que así el resto de conductores de vehículos y demás usuarios puedan distinguirlos hasta en una distancia de 150 metros.
  • El uso del casco es también de vital importancia. Tráfico permite a los conductores de bicicletas circular sin mantener separación entre ellos, pero siempre con precaución a fin de evitar alcances entre los propios ciclistas.
  • No se consideran adelantamientos los producidos entre ciclistas del mismo grupo, sin embargo, no podrán circular en columna de a dos como máximo, siempre lo más a la derecha posible de la vía y colocándose uno detrás de otro en tramos de poca visibilidad.
  • En autovías sólo podrán circular por el arcén, siempre que sean mayores de 14 años y no esté prohibido por la señal correspondiente.
  • Los ciclistas tendrán prioridad respecto a los vehículos a motor, siempre que vayan a girar a la derecha o a la izquierda para entrar en otra vía.
  • Los ciclistas en los descensos pronunciados con curvas podrán abandonar el arcén y circular por la parte de la calzada que necesiten.
  • Y un recordatorio fundamental: el conductor está autorizado a traspasar la línea continua siempre que sea para rebasar a un ciclista.

 

Quieres compartir esta publicación

Deja una respuesta

Ir a la barra de herramientas