• La asociación para la recuperación de la memoria histórica (ARMH) lamenta la falta de presupuesto del gobierno de Rajoy para políticas de reparación de las víctimas de la dictadura.
  •  Aunque Rajoy lo niegue, existe un presupuesto para las víctimas de la dictadura dentro de las partidas destinadas a la justicia, pero el gobierno trabaja para la impunidad.
  • “De nuevo el gobierno del PP se comporta como lo hacen los estados totalitarios, donde se visibilizan unas víctimas y se esconden otras”, asegura el presidente de ARMH, Emilio Silva

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) lamenta la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy de no dedicar en los Presupuestos Generales del Estado una partida destinada a la reparación de las víctimas de la dictadura, algo de lo que ha presumido públicamente Rajoy al afirmar con ironía que nunca ha destinado un sólo euro a la memoria histórica.

La ARMH considera que hay presupuesto para atender a las víctimas de la dictadura, para garantizarles su derecho a la verdad y a la justicia. “Esas partidas están en el presupuesto que se dedica a la justicia, pero el poder político trabaja para impedir el acceso de las víctimas de la dictadura a sus derechos y que sean los jueces los que investiguen los crímenes de la dictadura y atiendan a las familias de los 114.226 que están esperando acceso a sus derechos.

Se trata de algo que sólo podemos entender y conocer en regímenes totalitarios, donde hay unas víctimas oficiales y otras a las que el poder trata de ocultar. El número de euros que dedica el Gobierno de Rajoy a las víctimas de la dictadura es el mismo que figura en las notas con las que su Gobierno puntúa en cultura democrática y de los Derechos Humanos; un Presidente que deja morir a gente que vive angustiada por saber qué pasó y por dar una sepultura digna a un ser querido y no hace nada, se define a sí mismo por su inhumanidad, su incapacidad para reparar el dolor ajeno y su uso electoralista del dolor cuando selecciona a unas víctimas con todos los derechos de otras a las que desprecia con su desatención por parte del Estado.

La ARMH lleva años denunciando la discriminación que llevan sufriendo las víctimas de la dictadura franquista desde el regreso de la democracia y la falta de voluntad política para garantizar su derecho a la justicia, una actitud que maltrata a las víctimas y beneficia a los verdugos.

El colectivo que inició las exhumaciones científicas de fosas de desaparecidos de la represión fascista en el año 2000, seguirá exigiendo que el Estado democrático mire al dolor de cualquier ciudadano, víctima de un crimen, con el mismo dolor y respeto, independientemente de su ideología y del discurso político de los verdugos. Cuando el Gobierno atiende a las víctimas del terrorismo y no lo hace con las de la dictadura franquista está diciendo que un hay unos crímenes que perseguir y otros que no son perseguibles, como su hubiera asesinatos buenos y asesinatos malos, y  el secuestro de 114.226 personas, civiles, sus torturas, sus asesinatos por bandas armadas de falangistas y la ocultación de sus cadáveres no fuera algo rechazable.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.