El coaching es una buena forma de lograr objetivos, pero es posible que esta definición no sea suficiente para enmarcar este método moderno que consigue que las personas puedan incorporar nuevos puntos de vista sobre su crecimiento personal y profesional y sacar el mejor partido de sus habilidades, además de conquistar aquellas que creen no tener.

Puede pasar que se tenga un trabajo en el que sea necesario hablar en público de vez en cuando, ya sea para presentar trabajos, tesis o demás y se tenga pánico a hacerlo.

El problema está servido porque los buenos trabajos requieren de buenas presentaciones o si no, es posible que se queden a medio camino. Cuando esto ocurre, muchas personas sientan que no serán capaces de traspasar este pánico a hablar en público y nada más alejado de la realidad.

Con profesionales que apoyen y den herramientas, todos los miedos, además de las ganas de traspasarlos, se pueden vencer, pero hay preguntas que deben responderse.

¿En qué consiste una sesión de coaching?

Para empezar se hablará de la situación actual de la persona y de sus preocupaciones, luego se verá que se quiere conseguir y en base a estos objetivos se diseñará un plan de acción. Cada sesión dura 50 minutos y el número de sesiones dependerá de cada caso, hay quién con 4 tiene bastante y hay quién quiere alargar porque ha encontrado un espacio en el que dar rienda suelta a sus sentimientos que le enriquece y quiere seguir.

Los que hacen coaching han de tomar conciencia de su situación, para luego auto creer en sí mismos, es decir, mejorar esta autoestima y responsabilizarse de su propia vida y de los pasos a realizar para alcanzar sus objetivos.

Los cursos de oratoria, ya sea en coaching de equipo o en sesiones individuales, resultan imprescindibles para aquellas personas que deben de convencer con la palabra. Que una agencia de referencia en coaching, la barcelonesa el Trampolín, haya dado un paso más allá y haya dado garantía de devolución a sus cursos de oratoria es algo inaudito, que habla de la seguridad que estos profesionales tienen en sí mismos.

Son muchos los casos de éxito que han conseguido. Muchos de los usuarios que llegan a ella ya tienen cierta habilidad para expresarse e incluso gracia para hacerlo pero deben aprender a tener en cuenta otros aspectos de la comunicación, como la comunicación no verbal, estructurar su discurso, conseguir dar mensajes claros y precisos con asertividad y hasta a crear un ritmo entre las palabras dichas y los silencios entre ellas.

Los que llegan absolutamente colapsados para hablar en público también salen adelante y muchas veces se dan sorpresas. Y es que si hay algo que distingue a los humanos es esta capacidad para revertir las situaciones más difíciles.

Buscar coaches que cuenten con certificación

El coaching personal está de moda, o quizás es mejor decir que se ha asentado como un método para alcanzar los objetivos personales, seguramente el mejor, pero cuidado con el intrusismo laboral, ya que muchos de los que se dicen coaches no tienen porque serlo. Hay que confiar en los coaches (entrenadores, en su traducción del inglés) que además sean psicólogos y conozcan bien la mecánica de la psique humana y cuenten con métodos fiables y contrastados. Buscar coaches que cuenten con certificación.

El coaching ejecutivo o empresarial también se ha asentado en nuestra sociedad como esta herramienta que consigue ayudar a personas altamente capacitadas a alcanzar sus objetivos, a hacer que estos sean cada vez más altos y a crear equipos de trabajo de alto rendimiento.

El engranaje humano es el más complejo de todos los que se pueden dar, pero los profesionales del coaching saben como hacerlo, detectar formas de actuar que son nocivas y están perfectamente asumidas en el grupo como correctas, motivar a cada persona del grupo y ayudarlos a conseguir las deseadas metas.

Los grupos empresariales que se someten a sesiones de coaching aumentan sus ventas

En grupos empresariales de técnicos comerciales que se han sometido a sesiones de coaching, las ventas aumentan de forma considerable y eso lo saben las grandes empresas que son las primeras en usar estos servicios de refuerzo, de coaching, para sus trabajadores.

La competitividad es cada vez más alta en nuestra sociedad y esto exige que los profesionales estén bien preparados, pero además de una preparación técnica necesitan de una preparación emocional, ya que una y la otra deben de coexistir para alcanzar el éxito.

El coaching ejecutivo garantiza que se va a tener una mayor productividad, hace que se profundice en las habilidades personales, logrando una mayor aceptación personal y por ende una mayor autoestima que también incide en el modo en cómo nos perciben los demás, aporta claridad de ideas para actuar con eficacia ante los distintos retos que supone el trabajo, una mayor asertividad profesional, permite que los conflictos o las circunstancia se vean de un modo general, para poder evaluar todos los aspectos, y trabajar más la empatía, los apoyos emocionales y el estimulo, tres factores importantes para tirar adelante cualquier proyecto que implique trabajar en grupo, pero también en solitario, para poder relacionarse con los demás de una forma eficaz.

Todas las personas tienen una fuerza interior capaz de revertir las situaciones

Los que aún tengan dudas sobre si necesitan o no un coaching deben de responderse unas pocas preguntas, como si son de los que quieren alcanzar metas más altas en su vida de las que están alcanzando hasta el momento, que son capaces de comprometerse con lo que están haciendo y quieren variar aspectos de su vida y aprender cosas nuevas.

Para determinar los modelos de pensamiento de sus clientes y como un método para el coach, en las mejores agencias se sirven de la PNL (Programación Neurolinguistica) y que parte de la base de que cada persona cuenta con un mapa interior a través del que orientar su vida de un modo totalmente único.

No hay que cambiarlo si no mejorar las vías de acceso a los lugares y para ello los profesionales de la PNL parten de la certeza de que todos los problemas tienen solución sin que esto suene a imposible o utópico, que todas las personas tienen una fuerza interior capaz de revertir las situaciones y que esta se basa en la llamada autoestima, que sería más preciso denominar como auto confianza.

Las oportunidades vitales también surgen de los fracasos

Incluso se puede partir de la base que cada fracaso es una nueva oportunidad, aunque a veces nos cueste aplicarlo a nuestra realidad.

Los profesionales del coaching que cuentan con la PNL nos ayudan a identificar el modo cómo nos comportamos y a cambiar los comportamientos que nos hacen daño. No buscan personas perfectas, si no personas satisfechas consigo mismas capaces de lograr aquello que se proponen.

No es extraño que las empresas de mayor prestigio formen emocionalmente a sus equipos directivos en el coaching empresarial y que cada vez sean más los profesionales, estudiantes, deportistas y demás personas que demanden este entrenador emocional que pasa a ser una referencia importante en sus vidas y más allá de las sesiones puntuales se pueden necesitar en momentos claves de nuestra vida.

El coaching ha dejado de ser una moda para pasar a ser el método más demandado para el crecimiento personal, eso sí, hay que confiar en profesionales del coach con garantías y empezar a disfrutar de todo lo que se consigue con su ayuda y las ganas y voluntad de cada uno.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.