Quieres compartir esta publicación

Economía

La externalización de servicios de administración de fincas

No cabe duda de la externalización de servicios ha alcanzado casi todos los sectores económicos de la sociedad, de forma que los profesionales tienen un nivel cada vez mayor de especialización que revierte en beneficio de sus clientes.

La externalización de servicios de administración de fincas

Dentro de este nuevo panorama, el administrador de comunidades, como posición laboral, se ha redefinido como un elemento clave para el buen funcionamiento de los espacios colectivos y ciertas empresas ya llevan un tiempo ofreciendo esta clase de servicios de forma externa.

La principal ventaja de contratar a un administrador experimentado es que conoce perfectamente sus funciones y es capaz de lidiar efectivamente con todas las vicisitudes implícitas en el cargo.

Administración de Fincas Collarada: Un ejemplo de éxito

Una de las empresas pioneras en ofrecer servicios externos de administración de fincas es Fincas Collarada, una iniciativa privada que pone a disposición del público un administrador de fincas en zaragoza, ciudad donde la iniciativa ejerce principalmente su actividad.

Sus profesionales tienen más de 20 en el sector de la administración de comunidades de propietarios y su objetivo principal en todas sus intervenciones es gestionar la conservación y buena marcha del consorcio mandante para que tanto sus cuentas como sus infraestructuras ostenten una situación de integridad completa.

Otro de los puntos fuertes de la compañía es el excelente trato que brindan a sus clientes. Tanto es así, que numerosos foros especializados recomiendan la contratación de sus servicios antes de que los de cualquier otra empresa, algo lógico, teniendo en cuenta que este tipo de cargos implican el trato directo con sus clientes propietarios.

Solventar situaciones de crisis, lograr acuerdos y tener bajo control las cuestiones burocráticas son, en general, las tareas básicas del administrador de fincas, aunque bien es cierto que una gran parte de su tiempo ha de invertirse en la propia investigación de servicios de terceros prestados dentro del edificio.

Volviendo a esto último, un profesional bien cualificado ha de sondear con criterio las distintas ofertas o subcontratas de la comunidad y evaluar la reputación de las mismas y lo que es más importante, sus tarifas.

¿Externalizar o no?

Quizás los argumentos anteriores no son suficientes para alguno de nuestros lectores pero a todas luces la contratación de empresas como Fincas Collarada es una opción que acaba repercutiendo en los bolsillos de los propietarios, de manera que sus amplias capacidades de organización evitan, en gran medida, detrimentos económicos en forma de multas o suplementos por la presentación irregular de los distintos trámites a los que está obliga cualquier comunidad.

Por ejemplo, un retraso en la emisión de los pagos correspondientes a la factura energética pueden tener consecuencias devastadoras en el seno de la comunidad, por no hablar de los costes añadidos que supone dar de alta este y otros servicios básicos que han de ser abonados puntualmente.

Así mismo, el escrutinio del sector mencionado ha de ser una prioridad para el administrador y las entrevistas con los representantes de las distribuidoras energéticas, frecuentes, ya que constantemente aparecen nuevos productos que pueden ofrecer un ahorro significativo a la comunidad de propietarios.

Además, temas como la aseguración de infraestructuras, la contratación de personal externo de limpieza o jardinería, la puesta a punto de las instalaciones acuáticas y la revisión de la calderería requieren una mano experta que sepa desarrollar tales negociaciones con conocimiento de causa y la mejor predisposición al diálogo y la búsqueda de nuevas vías.

Solucionando conflictos

La gestión de edificios es un tema complejo que suele generar gran asperezas entre los asociados de forma vitalicia, en ciertos casos, y lograr acuerdos entre ellos necesita de un mediador ágil y bien formado que presente la realidad de cada nueva situación con objetividad y rigor. Recordamos que la mera interacción con otros agentes y con las administraciones públicas suele poner de los nervios a cualquiera que no esté habituado a tratar con ellas, por tanto, si se quieren eliminar puntos de conflicto, implicar en la gestión de la finca a algún propietario suele acarrear grandes problemas de entendimiento con sus iguales.

Es por ello que los administradores de fincas están tan en boga, porque los propietarios han entendido la necesidad de involucrar a un tercero en las negociaciones con otros propietarios o con terceros. Esto es definitivamente un punto a favor de la externalización, puesto que todo el mundo quiere saber que la gestión de sus techo está en manos de alguien que sabe lo que hace.

 

En definitiva, las comunidades que quieran mejorar el rendimiento de su gestión y especialmente aquellas que requieren de los servicios de un administrador de fincas zaragoza pueden ponerse en contacto con Fincas Collarada para solictar presupuesto e indagar más en sus sistemas de gestión y planificación de responsabilidades. Así, se deja en manos de verdaderos profesionales cuestiones que no deberían quitarle el sueño a ningún propietario, especialmente si tenemos en cuenta lo complejo que puede llegar a ser en ciertas ocasiones la administración de edificios comunitarios.

 

Quieres compartir esta publicación

Deja una respuesta

Ir a la barra de herramientas