Quieres compartir esta publicación

Sociedad

El infinito mundo de la decoración en vinilo

La decoración con vinilo suma versatilidad a este material que encaja en todas las estancias de una casa.

El infinito mundo de la decoración en vinilo

Dar un toque personalizado a cualquier estancia de la casa sigue siendo algo que persigue toda persona que se disponga a decorar una casa. Los vinilos decorativos están fabricados de un material plástico -pvc- los cuales tienen una parte adhesiva. En la otra parte, se podría decir, que existe una amalgama ilimitada de acabados, texturas y motivos.

Con eso se quiere remarcar que cualquier imagen se puede plasmar en el material plástico que construye el propio vinilo y que por lo tanto, la cabida a mil y una formas de decorar una sala es una de las características de esta técnica decorativa.

La historia del vinilo es relativamente corta y sobretodo se ha empleado tradicionalmente en el sector publicitario y rotulación pero gracias a su versatilidad y grandes posibilidades para generar ambientes diferentes, ha entrado en el mundo decorativo con un pie muy firme.

 

Paredes, muebles e incluso ventanas pueden ser cubiertas de vinilo generando opciones decorativas sin igual

Las pegatinas de vinilo no tienen límite alguno. Si que es cierto que lo más habitual y lo que está más extendido a nivel de decoración de interiores es aplicarlo en alguna pared de la estancia para darle profundidad y originalidad a la sala pero ahora más que nunca, la versatilidad del vinilo genera alternativas que van mucho más allá.

Cubrir los muebles, las encimeras, los electrodomésticos o incluso las ventanas puede parece una locura a simple vista pero realmente cuando se aprecian los resultados, el efecto es mucho más que el esperado.

Al aplicarse mediante adhesivo, como si fuera una pegatina, además de ser muy fácil su aplicación, resulta extremadamente sencillo dejarse llevar por la imaginación y crear cosas que nunca antes se hubieran imaginado.

Los vinilos son una forma extraordinaria de dar a un espacio un aire diferente y una excelente opción para animar aquellas estancias a las que les falta un toque de chispa.

 

Paredes enteras recubiertas con una foto y mensajes divertidos hacen las casas desenfadadas y con un toque especial

Los formatos que más se utilizan y están más extendidos en formato vinilo son los de las fotografías y las pegatinas con mensajes.

En caso de querer aplicar el vinilo en una pared, se deberá tener en cuenta que esta deberá estar lisa y libre de gotelé. Si no se cumplen ambos requisitos, puede ser que pierda adherencia y que se tengan problemas para que la imagen se mantenga pegada a la pared.

Optar por un buen material de vinilo asegurará que la pieza se mantenga más tiempo pegada a la pared y que no pierda calidad por el paso del tiempo. Una mayor resistencia será algo a tener en cuenta de cara a la elección del vinilo.

Elegir los colores y los tamaños de las piezas de vinilo son sin duda la parte más divertida del proceso de elección. Al ser la personalización un hecho característico de la decoración con vinilos, el amplio espectro de variedades es infinita. Elegir la tipografía del texto, el color y el tamaño asegurará el efecto deseado para cada ocasión.

En caso de que se desee aplicar una foto se tendrá que tener en cuenta que la imagen cuente con una buena resolución para que la ampliación de la misma no se vea afectada en cuanto a calidad. Saber qué resolución es la adecuada es algo de lo que se encarga el asesoramiento profesional en el momento de encargar el vinilo.

Las opciones son infinitas así que lo más importante será tener una idea clara para delimitar las ideas principales y salir al mundo del vinilo a hacerla realidad.

Quieres compartir esta publicación

Deja una respuesta

Ir a la barra de herramientas