Google suspendió el proyecto ARA, con el que pretendía desarrollar un smartphone modular

BUSCABA DESARROLLAR UN TELÉFONO EN EL QUE LAS DISTINTAS PARTES (BATERÍA, CÁMARA, PANTALLA, PARLANTE Y OTROS ELEMENTOS) SE INTERCAMBIARAN CON FACILIDAD PARA QUE EL USUARIO PUDIERA ACTUALIZARLO A SUS PROPIO RITMO Y PERSONALIZARLO A SU GUSTO.

Google suspendió el proyecto ARA, con el que pretendía desarrollar un smartphone modular

Google suspendió el desarrollo de su Proyecto Ara, la iniciativa con la que buscaba fabricar un smartphone modular compuesto por piezas intercambiables, según afirmaron fuentes de la empresa a una agencia británica.

El Proyecto Ara buscaba desarrollar un teléfono en el que las distintas partes (batería, cámara, pantalla, parlante y otros elementos) se intercambiaran con facilidad para que el usuario pudiera actualizarlo a sus propio ritmo y personalizarlo a su gusto.
En mayo pasado, durante su conferencia de desarrolladores, Google había anunciado una serie de socios para trabajar el proyecto en conjunto y adelantó que lanzaría en el otoño boreal una edición para programadores.

Sin embargo, a partir de ahora serían directamente esos socios los encargados de continuar el teléfono modular a través de una serie de licenciamientos con Google, señaló una fuente de la empresa, según informó el sitio web de la agencia Reuters.

De todas formas, la empresa californiana aún no se expidió de forma oficial sobre el tema.

Según el sitio de la agencia inglesa, la decisión de descontinuar el proyecto es parte de una campaña de Google para unificar sus esfuerzos en el desarrollo de hardware, que incluye desde las notebooks Chromebooks hasta los teléfonos Nexus.

El Proyecto Ara había surgido cuando Motorola era una empresa de Google. Cuando a comienzos de 2014 vendió esa empresa a la china Lenovo, el gigante de Internet decidió quedarse con Ara (junto con los casi 100 miembros del equipo de innovación que trabajaban en esta iniciativa y otros prototipos).

Inicialmente, el desarrollo de un teléfono modular generó entusiasmo en la comunidad tecnológica por el potencial de prolongar la vida útil de los equipos así como de reducir la basura electrónica.

Pero los equipos son difíciles de desarrollar porque producir sus partes intercambiables es costoso, según expertos.
De hecho, a medida que fue pasando el tiempo, el Ara dejó de lado su idea inicial de que la mayoría de las piezas se intercambiaran por la posibilidad de que permaneciera la parte básica del teléfono con ranuras para insertar módulos y así complementar las funciones.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar