Quieres compartir esta publicación

Fútbol

Gol de Luis Suárez y otro de Saúl provocan empate (1-1) entre Atlético de Madrid y Barcelona

Gol de Luis Suárez y otro de Saúl provocan empate (1-1) entre Atlético de Madrid y Barcelona

Con un golazo desde fuera del área de Saúl Ñíguez y un cabezazo de Luis Suárez, el Atlético de Madrid empató con el Barcelona en el Wanda Metropolitano.

La crónica del partido

El Metropolitano estalló de júbilo cuando Oblak blocó el golpe franco lanzado por Messi. Se había hecho un sepulcral silencio en el por lo demás bullicioso estadio cuando una pérdida absurda de Griezmann derivó en falta al propio Leo. Primero, porque el personal sospechaba que el lanzamiento iba a ser lo último que pasara. Segundo, por supuesto, porque el que se iba a encargar era el 10. Ambos factores combinados invitaban a pensar en el gol, pero el argentino la puso donde la esperaba el esloveno. Tal fue el estallido que ni siquiera se escuchó al ínclito Mateu pitando el final, que efectivamente lo pitó. Con empate.

Y es que el personal rojiblanco era consciente de que, más allá de que el Barça las hubiera alcanzado en el tramo final, apenas un rato antes de la falta relatada, el Atlético puede dar por buenísimas unas tablas que si mereció por algo fue por arrestos. Y no todos, dicho sea de paso, que lo único bueno que hizo Correa en toda la noche es dejar un hueco para Gaitán, otro que tal, de modo que no se notara tanto lo que había hecho antes. Pero a lo que vamos, que enseguida nos despistamos: que el conjunto del Cholo fue inferior y que si la balanza debió desnivelarse fue del otro lado. Del lado del líder.

El segundo tiempo fue un ejercicio de supervivencia rojiblanca condenado al fracaso tarde o temprano. Porque Oblak sacó la primera de Suárez tras pérdida de Gabi. Porque Messi astilló el palo con otra falta después de que Correa extraviara la pelota. Porque volvió a tenerla Leo en uno de esos balones por los que todos pelean menos él, pero que le cae a él. Porque volvió a tenerla Lucho, topando otra vez con el portero… Porque si después de la primera concedes la segunda, y después la tercera, y después la cuarta, y así hasta el infinito y más allá, lo normal, lo lógico, lo sensato, es que como mínimo te acabe cayendo una.

Suárez, inasequible al desaliento, cabeceó serpenteando entre Savic y Juanfran un servicio desde la derecha de Sergi Roberto, al que Gaitán no consideró conveniente atender. Apenas llevaba un ratillo en el campo, pero una de dos: o boqueaba ya, o no le apetecía. Ninguno de las dos soporta defensa, en todo caso. La definición de esa jugada explica parte del desenlace: los cambios que aportaron fueron los visitantes, que tampoco Thomas sale excesivamente bien parado del asunto.

Tenía el Barcelona hipnotizado el partido, mucho antes de todo eso, retrocedamos al arranque, con el Atlético mirando la pelota como quien mira el péndulo. De acá para allá. Como a Messi han intentado pararlo con todos los marcajes posibles, sin conseguirlo, el equipo rojiblanco apostaba entonces por no marcarlo. Original era, no digan que no. Allí andaba el 10, plantado en tres cuartos y esperando agarrarla. Pero el fútbol no hay quien lo explique, amigos, y cuando así andaba la cosa resultó que la gente del Cholo agarró una por fin, se puso a mimarla durante un minuto y terminó depositándola en la red de Ter Stegen, ahí sí con cierta violencia.

Correspondió el golpeo a Saúl, como corresponde a Saúl desatascar casi todos los partidos que se atascan. Es el 8 rojiblanco futbolista indescifrable, que nunca sabe uno si le toca mover a los demás desde el eje, aparecer desde segunda línea para hacer daño o incluso incrustarse atrás en la tarea defensiva. En ese gol, por ejemplo, atendió a las dos primeras funciones, porque por él pasó el recorrido anterior al disparo definitivo. Dicen que el especialista en todo no es profesional en nada, pero aquí anda el menor de los Ñíguez para desmentirlo.

La noche salió rebelde, quizás por aquello de que en el césped había partido y en la grada manifestación, así que, después de que Messi estuviera a punto de marcar al medio minuto, que ya hubiera sido el colmo, Griezmann se plantó dos veces ante Ter Stegen para que éste demostrara que tiene manos, para sacar la primera, y pies, para deshacer la segunda. Las dos iban abajo, donde hacen daño, pero el alemán sostuvo ese primer arreón local para que un rato después el partido estuviera donde trató de explicarse antes: anestesiado por el doctor Barça.

Con más de una hora por delante y con el 10 en el campo no hay motivo para enloquecer, así que la escuadra de Valverde optó por tirar de paciencia: se masticaba cada jugada azulgrana de un carril a otro y con la sensación de que el Atlético se metia demasiado atrás, pero lo cierto es que peligro no había entonces. Al menos no del que puede haber cuando tienes a Messi y Suárez enfrente. Luego sí, luego el segundo acto fue un suplicio en clave rojiblanca. Del mal, el menos, pensará El Cholo. No todo el mundo puede presumir de haber arrancado un empate a esta gente. Como comprobarán, ni media alusión a las banderas en esta crónica. No la merecen, escrito sea con todo el respeto.

Rakitic partió como titular en el once de Valverde

Rakitic partió como titular en el once de Valverde.

Griezmann no estuvo fino de cara al gol

Griezmann no estuvo fino de cara al gol.

Luis Suárez anotó el del empate. Foto: @LaLiga.

Luis Suárez anotó el del empate. Foto: @LaLiga.

Filipe Luis saca un balón

Filipe Luis saca un balón

Messi no estuvo como en otras ocasiones.

Messi no estuvo como en otras ocasiones.

Nadie puede parar al Manchester City: Vencen or 7-2 al Stoke City

Foto: @aguerosergiokun.

Foto: @aguerosergiokun.

Los Citizens del entrenador español Pep Guardiola exhibieron todo su poderío en casa para arrollar a los visitantes, con destaque para los brasileños Gabriel Jesús, autor de un doblete a los minutos 17 y 55 de juego, y de Fernandinho (60).

Igualmente, marcaron por los anfitriones el jamaicano nacionalizado inglés Raheem Sterling (19), el español David Silva (27), el franco-alemán Leroy Sane (62) y el portugués Bernardo Silva (79).

Por su parte, los del Stoke pusieron cifras en el marcador por intermedio del senegalés Mame Biram Diouf (44) y por autogol de Kyle Walker (47).

Asimismo, el Manchester United no pasó de un costoso empate sin goles en su visita a Liverpool, por lo que ancló en la segunda posición con 20 unidades, dos menos que el líder Manchester City (22) y a solo tres de su cercano perseguidor Tottenham (17).

Precisamente, el Tottenham aprovechó su condición de local para aventajar por 1-0 al Bournemouth, con tanto del danés Christian Eriksen (47).

También resultó vencedor en esta octava jornada el Crystal Palace por 2-1 ante el Chelsea, con autogol de César Azpilicueta (11) y del marfileño Wilfried Zaha (45), mientras que los derrotados anotaron a través del francés Tiemoue Bakayoko (18).

Por su parte, el Swansea City derrotó por 2-0 al Huddersfield Town con tantos de Tammy Abraham (42, 48), mientras que el Burnley y el West Ham United empataron por 1-1 con goles del neozelandés Chris Wood (85) y de Michail Antonio (19), respectivamente.

(Con información de Prensa Latina)

El Bayern Munich estrena nuevo rostro con Heynckes: Golea a Friburgo y se acerca al Dortmund

@FCBayernES.

@FCBayernES.

El Bayern Munich arreció hoy su persecución al líder Borussia Dortmund, luego de golear por 5-0 al Friburgo en la octava jornada de la Liga alemana de fútbol, para consolidarse en la segunda posición con 17 unidades.

En el retorno del técnico Jupp Heynckes, quien salió del retiro para asumir las riendas en sustitución del despedido italiano Carlo Ancelotti, el equipo bávaro volvió a mostrarse impecable y con un variado arsenal al ataque.

El Bayern se puso delante en el marcador por autogol de Julian Schuster al octavo minuto de juego, mientras que la ampliación llegó a través del francés Kingsley Coman (42), del español Thiago Alcantara (63), del polaco Robert Lewandowski (75) y de Joshua Kimmich (90).

Con este resultado, los campeones defensores descontaron tres puntos en su asedio al actual líder Borussia Dortmund (19), que esta jornada sufrió una costosa derrota como anfitrión ante el RB Leipzig por 2-3.

El Leipzig arremetió contra los locales con anotaciones del austriaco Marcel Sabitzer (10), del danés Yussuf Poulsen (25) y del francés de origen haitiano Jean-Kevin Augustin (49, de penal).

Por su parte, los de casa anotaron a través de su delantero estrella, el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang (4 y 64, de penal), pero insuficiente para al menos conseguir la igualdad.

Igualmente en esta jornada, vencieron el Eintracht Frankfurt por 2-1 al Hannover 96, el Schalke 04 por 2-0 al Hertha Berlín y el Maguncia por 3-2 al Hamburgo, mientras que el Hoffenheim y el Augsburgo igualaron por 2-2.

(Con información de Prensa Latina)

Meunier, por partida doble, protagoniza triunfo del París Saint Germain

Foto: @ThomMills.

Foto: @ThomMills.

El París Saint Germain (PSG) se afianzó hoy en la cima de la clasificación general de la Liga francesa de fútbol al vencer al Dijon por 2-1, en la novena jornada de competencia.

En su visita al Estadio Municipal Gaston Gerard, el PSG se llevó un importante triunfo en sus aspiraciones de reconquistar la liga, al sumar 25 unidades, seis más que el campeón defensor Mónaco, que este viernes cedió por 2-3 ante el Lyon.

Pese a no mostrar un claro dominio del juego, los dirigidos por el técnico español Unai Emery resolvieron un encuentro que parecía culminar con empate por 1-1, gracias a la segunda anotación del belga Thomas Meunier, esta última en tiempo de descuento del complementario.

Anteriormente, Meunier había abierto la cuenta en el marcador al 71 de partido, mientras que por los anfitriones Benjamin Jeannot (87) consiguió la diana del empate en ese momento.

El PSG, con su octava victoria ante apenas un empate, comanda cómodamente la Liga francesa con 25 unidades, seguidos del Mónaco (19) y el Lyon (16), en ese orden.

(Con información de Prensa Latina)

La Lazio le propina a la Juve su primera derrota en casa en más de dos años

Immobile fue el héroe del conjunto capitalino. Foto: @InvictosSomos.

Immobile fue el héroe del conjunto capitalino. Foto: @InvictosSomos.

El Lazio dio la sorpresa de la jornada en Turín, donde la Juventus perdió su primer partido en Serie A desde agosto de 2015. Thomas Strakosha detuvo un penalti a Paulo Dybala en el minuto 96, una polémica pena máxima que el árbitro señaló con ayuda del VAR. El portero albanés coronó el esfuerzo del equipo de Simone Inzaghi, que ya derrotó a la Vecchia Signora en la reciente Supercopa de Italia.

La Juventus, que sumaba 57 partidos consecutivos (41 ligueros) sin caer en el Allianz Stadium, confirmó su discreto momento de juego ante un rival que siempre tuvo claro su plan. En caso de victoria del Nápoles en el Olímpico de Roma, el vigente campeón quedaría a cinco puntos de los líderes de la tabla.

Douglas Costa, tras un disparo de Sami Khedira, adelantó al cuadro de Massimiliano Allegri en el ecuador del primer tiempo. Sin embargo, los visitantes no se descompusieron y Ciro Immobile lideró la reacción, coronada con dos goles. Primero conectó un centro de Luis Alberto y luego, tras ser derribado por Gianluigi Buffon, marcó su segundo tanto desde los 11 metros.

“Esta victoria nos levanta la moral. Tenemos que seguir creciendo mentalmente, como lo hemos hecho desde que empezamos la temporada”, comentó el delantero internacional con la Azzurra.

Los laziale también contaron con la suerte en algunas acciones decisivas. En una Strakosha despejó un balón, que rebotó en Gonzalo Higuaín, pegó en el larguero e inexplicablemente no traspasó la línea de gol, sino que cayó mansamente en las manoplas del guardameta.

A Immobile, en cambio, le salía todo. Su raso, que engañó por completo a Buffon, significó la igualdad. Unos minutos más tarde, definió con claridad para el 2-1, que heló los ánimos en el coliseo turinés. Su acierto contrastó con la falta de puntería de Higuaín, con ocho tantos menos que Immobile en este arranque liguero (3-11).

Dybala, que entró en acción en el puesto de Khedira en el minuto 65, mandó un balón al palo antes de que Strakosha interceptara su penalti. La infracción, muy protestada por los romanos, fue cometida por Patric Gabarrón, canterano del Barça, sobre Federico Bernardeschi.

(Tomado de El Mundo)

Publicado en cubadebate

Quieres compartir esta publicación

Deja una respuesta

Ir a la barra de herramientas