Quieres compartir esta publicación

Deportes

Ernesto Valverde: “Es una experiencia única entrenar al mejor del mundo”

Ernesto Valverde: “Es una experiencia única entrenar al mejor del mundo”

Han pasado solamente cinco días, ni una semana, y ya se notan las gigantescas diferencias entre Ernesto Valverde y su antecesor, Luis Enrique Martínez. Su discurso es mucho más amable, pausado y conciliador. De hecho, es llamativo que hoy el sol irradie como si fuera verano, a diferencia de aquella jornada de hace tres años en la que el antecesor se encontró con las nubes dándole la bienvenida. Curioso. Día y noche en el Camp Nou, no cabe ninguna duda.

Valverde ha tenido el detalle de agradecer a su antecesor su labor, cuando éste se fue sin decir adiós muy buenas de una sala de prensa, con nueve títulos en el zurrón, pero enfurruñado y a la carrera. El verbo del Raro, como le llamaban en el Athletic por algo nada extraño como leer y amar la fotografía, es mucho más conciliador y menos polémico. No en vano, se ha mostrado ilusionado y conciliador hasta el punto de no querer pronunciar la palabra “líder” como hiciera en su estreno Luis Enrique y reivindicarlo antes de su abrupta despedida.

“Cada uno tiene su forma de expresarse y decir las cosas, está claro que la posición del entrenador no es la misma que la de los jugadores. Lo que tratamos de hacer, independientemente de cómo nos expresemos, es influir en que ellos sean mucho mejores y que el equipo crezca con sus talentos individuales”, indica Valverde, quien se muestra optimista en esta aventura: “No sé cómo va a salir, pero tengo una confianza extraordinaria en lo que voy a hacer”.

“Cuando viene el Barça no te lo debes pensar, es un reto apasionante”, admite Valverde, quien asume que deberá hacerse a equipo como a unos zapatos nuevos: “Debo adaptarme al estilo del equipo porque ha conseguido éxitos y es una referencia. El juego del Barça pasa por un gran juego colectivo, con centrocampistas que jueguen por dentro y en la combinación. Sobre el esquema, hay uno asimilado, da igual el 4-3-3 o el 3-4-3, pero no lo considero tan importante. Todo pasa por tener el control del juego, que mandemos en el juego”.

“Entrenar al mejor del mundo”

Ahí influirá mucho su relación con Leo Messi, corazón y alma barcelonista, por quien el nuevo inquilino del banquillo del Camp Nou ya suspira. “Es una experiencia única entrenar al mejor del mundo. Parece que llega a un tope, pero sorprende al día siguiente un poco más, espero disfrutar de su juego y ayudarle a mejorar, que siga sorprendiendo. No he entrenado nunca a alguien que decida en defensa y ataque. ¿Su renovación? No me preocupa, las informaciones que tengo hacen que todo el mundo sea optimista”, argumenta, al tiempo que deseó que Andrés Iniesta continúe también porque lo considera “muy importante para el equipo y para el club desde todos los puntos de vista”.

Tendrá labor por delante, de eso no cabe duda. Y sabe que, aunque hoy saliera el sol, el grupo está sumido en las mismas tinieblas en las que se lo encontró Luis Enrique tras la etapa de Gerardo Martino. “Todos queremos ganar siempre, pero siempre no se puede ganar. A pesar de que lo sea, queremos lograr todos los campeonatos que podamos, y resarcirnos de no conseguir la Liga este año”, mantiene, sabedor de que asume el cargo como quien recibe un reloj de cuerda y debe dársela todos los días. “Los entrenadores somos los padres de todas las derrotas. Desde el momento en el que estoy sentado asumo el cargo y sé a qué me expongo. Asumo lo que tengo por delante”, sentencia, consciente de que hoy comienza su etapa como quincuagésimo séptimo entrenador del Barcelona. Aquí estará dos temporadas con opción a una tercera.

(Tomado de El Mundo)

Publicado en cubadebate

Quieres compartir esta publicación

Deja una respuesta

Ir a la barra de herramientas