Seguro que has oído hablar alguna de vez del denominado divorcio exprés. Se trata de la vía más rápida y económica que existe en la actualidad para disolver el vínculo matrimonial. A lo largo de este artículo podrás averiguar qué es, cuáles son sus requisitos y cuánto puede costar.

La Ley 15/2005, de 8 de julio, denominada Ley de Divorcio Exprés, introduce en España la posibilidad de optar por un procedimiento de divorcio más sencillo y que supone un ahorro tanto económico como personal para los cónyuges.

Pero, ¿qué requisitos se deben cumplir para poder acceder al divorcio exprés?

A continuación, explicamos cada una de las condiciones que deben concurrir para solicitar este procedimiento.

Requisitos del divorcio exprés

En un divorcio exprés no es necesario alegar una causa de divorcio ni tampoco que los cónyuges estén separados de hecho o judicialmente de manera previa. Sin embargo, hay que cumplir varios requisitos para optar por este procedimiento.

En primer lugar, para poder llevar a cabo un divorcio exprés es muy importante que ambas partes colaboren. Por lo tanto, debe ser un divorcio de mutuo acuerdo entre los cónyuges, ya que de lo contrario estaríamos ante un divorcio contencioso más lento y costoso.

Otra condición necesaria es que los cónyuges redacten un convenio regulador para decidir aspectos importantes como por ejemplo si el tipo de custodia de los hijos menores será monoparental o, si por el contrario, se establece una custodia compartida, el uso y disfrute de la vivienda familiar, la pensión alimenticia y el régimen de visitas de los hijos, y la liquidación del régimen económico matrimonial, entre otras cuestiones.

Asimismo, se exige que se haya celebrado el matrimonio como mínimo tres meses antes que la solicitud del divorcio exprés.

Por último, se tiene que demostrar que el domicilio de al menos uno de los cónyuges se encuentra en territorio español.

¿Cuánto puede costar el divorcio exprés?

El divorcio exprés es el procedimiento de divorcio más asequible, gracias al acuerdo entre las partes y a la rapidez con la que se concluye.

En función de la forma en que se efectúe el divorcio exprés los costes serán más o menos elevados:

  • Mediante procedimiento judicial. Esto supone el pago de los honorarios de un abogado (puede costar entre 400 y 1.000 euros dependiendo de la dificultad y de lo pactado con el cliente) y de un procurador (los aranceles que cobra pueden oscilar entre los 120 y los 200 euros). Para otorgar el poder de representación al procurador se puede realizar el apoderamiento apud acta que es gratuito, o bien, el poder notarial que puede costar entre 40 y 60 euros.
  • Mediante escritura pública de divorcio ante notario. Para poder acceder a este procedimiento no deben existir hijos menores y comunes de la pareja. Se debe contar con un abogado, al igual que en el caso anterior. Se tiene que pagar al notario por el otorgamiento de la escritura de divorcio que puede suponer un coste de 150 o 200 euros, en caso de no tener que hacer liquidación del régimen económico matrimonial.

En ambos supuestos, la pareja tiene la posibilidad de compartir el mismo abogado y así repartir los gastos.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.