El PNV arrasa y el ‘efecto Otegi’ deja a Bildu segunda

El PNV arrasa y el ‘efecto Otegi’ deja a Bildu segunda
  • El PNV obtiene 29 escaños, dos más de los que tiene ahora, y EH Bildu logra 17 parlamentarios, frente a los 21 actuales
  • La irrupción de Elkarrekin Podemos como tercera fuerza con 11 escaños en el Parlamento se queda por debajo de las expectativas generadas 
  • Los socialistas vascos se desploman al pasar de 16 a 9 escaños y los populares de 10 a 9

El PNV ha ganado las elecciones en Euskadi con una mayoría holgada, según el recuento de votos casi finalizado. Los electores han apoyado mayoritariamente al candidato peneuvista a la reelección, Íñigo Urkullu. El PNV tiene ahora 27 escaños en el Parlamento vasco. A lo largo de la noche electoral ha habido baile de escaños entre EH Bildu y los jeltzales en Bizkaia, otro el PNV con Podemos en Gipuzkoa y otro con el PSE en Álava. Con más del 99%- todos han caído del lado peneuvista, partido que ha ganado en todos los territorios.

Con estos resultados, el PNV podría formar un Gobierno de coalición con el PSE-EE -que ha retrocedido hasta los 9 escaños de los 16 que tenía- para asegurarse los 38 escaños necesarios para la mayoría absoluta.

El PNV ha obtenido 29 escaños y más de 397.000 votos y revalida así su hegemonía en el País Vasco, a mucha distancia de la segunda fuerza, EH Bildu, que lograría 17,según los datos oficiales. El ‘efecto Otegi’ habría conseguido recuperar parte del voto perdido en las últimas elecciones generales, pero la coalición independentista se situaría muy por debajo de los resultados de hace cuatro años, elecciones en los que obtuvo 21 representantes. Y ha perdido mas de 53.000 votos frente a los comicios de 2012 y casi cuatro puntos porcentuales.

La pugna que existía por la segunda posición ha caído del lado de EH Bildu, en detrimento de la coalición morada-verde-roja. La coalición Elkarrekin Podemos, con la candidata Pili Zabala, irrumpe en la Cámara vasca con solo 11 escaños y más de 156.000 y se situaría como tercera fuerza. Esta coalición había arrebatado el pasado 26 de junio la primera posición al PNV en las elecciones generales y queda muy por debajo de las expectativas que esos resultados habían generado en la ciudadanía vasca.

En el lado constitucionalista, los resultados definitivos sitúan a los socialistas vascos con una pérdida de escaños importante al pasar de los 16 que tiene en la actualidad a 9 escaños. Los poco más de 126.000 sufragios sitúan al PSE-EE de Idoia Mendia ante sus peores resultados. Los populares vascos, con Alfonso Alonso de candidato y líder del partido tras la dimisión de Arantza Quiroga, se quedan con 9 parlamentarios y sus 107.000 papeletas, frente a los 10 que tienen ahora, con un buen resultado en Álava.

Resultados por territorios

Por territorios, el PNV en Bizkaia renueva su hegemonía histórica. El PNV ha logrado un magnífico resultado. El candidato Josu Erkoreka ha logrado superar el 40% de los votos con holgura y alcanzar 12 escaños. Iguala su máximo histórico desde la restauración de la democracia. Los ‘jeltzales’ triplican en representación a EH Bildu (17%) y Elkarrekin Podemos (14%), aunque en algunos momentos del escrutinio le ha bailado un escaño con el PP y con EH Bildu (al final de la noche).

Los partidos constitucionalistas, como pronosticaban las encuestas, se quedan a la cola. Juntos no superan el 23%. El PSE-EE suma 3 escaños y cae hasta el 12% de los votos y el PP baja a 2 electos superando a duras penas el listón psicológico del 10%. Ciudadanos ni accede al reparto de escaños al Parlamento al no alcanzar el 3% mínimo exigido por el sistema electoral.

En Álava, El PNV no ha dado opciones a sus competidores electorales. Los peneuvistas se van a los ocho escaños y mejora los resultados de las elecciones de 2012. El PP aguanta en la segunda posición con cinco escaños, empatando con EH Bildu. Mientras, Elkarrekin Podemos se va a los cuatro escaños y PSE acabaría con tres. Ciudadanos, que mantenía aspiraciones de lograr un escaño, no lo consigue.

Con estos resultados, EH Bildu perdería un escaño y el PSE tres, confirmando uno de los peores resultados de su historia en suelo alavés. De estas pérdidas se beneficaría Podemos, que se lleva cuatro.

En Gipuzkoa, el PNV ha tenido que sudar la camiseta. El PNV sacaría nueve escaños por los ocho de EH Bildu. Podemos se quedaría con tres, PSE con tres y el PP obtrendría dos.

El PNV obtendría la misma representación que en las anteriores elecciones autonómicas, pero recuperaría la hegemonía en Gipuzkoa, que había perdido en favor de la izquierda abertzale. EH Bildu perdería 1 escaño, el PSE dos y el PP se quedaría igual. Podemos se lleva tres, que proceden de las pérdidas de los socialistas y de la izquierda abertzale.

información de: eldiario.es

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar