El chavismo y la oposición vuelven a las calles, en medio de una tensión creciente

AMBOS SECTORES SALDRÁN NUEVAMENTE ESTE MIÉRCOLES A LAS CALLES, MIENTRAS CRECE LA TENSIÓN DEBIDO A LA DEMORA PARA PONER EN MARCHA ESTE AÑO PROCESOS ELECTORALES Y A UN NUEVO AVANCE DEL PODER JUDICIAL CONTROLADO POR EL OFICIALISMO SOBRE EL LEGISLATIVO.

El chavismo y la oposición vuelven a las calles, en medio de una tensión creciente

El chavismo y la oposición saldrán nuevamente este miércoles a las calles de Venezuela mientras crece la tensión entre ambos sectores debido a la demora para poner en marcha este año procesos electorales y a un nuevo avance del Poder Judicial controlado por el oficialismo sobre el Legislativo, de mayoría opositora.

Por segunda vez en siete días, los simpatizantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) opositora marcharán, esta vez no solo en Caracas sino en las 24 ciudades donde tiene sedes el Consejo Nacional Electoral (CNE).

La MUD acusa al CNE de demorar los trámites formales para convocar a un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro para evitar que se realice antes del 10 de enero de 2017, fecha tope para llamar a nuevas elecciones si el el jefe del Estado cayera.

“Lo que más teme el gobierno es que los venezolanos exijamos nuestros derechos”, afirmó el gobernador del estado Miranda y ex candidato presidencial opositor Henrique Capriles, y agregó que “el objetivo es replicar el efecto de ‘La toma de Caracas’ en los 23 estados de Venezuela”.
“La toma de Caracas” es como la MUD llamó a la multitudinaria marcha del jueves pasado, en la que simpatizantes de la coalición opositora de todo el país convergieron sobre la capital.

También, aunque en menor medida, la oposición critica que el CNE aún no haya publicado el cronograma para las elecciones de gobernadores que, de acuerdo con la Constitución y las leyes, deben efectuarse este año.

Una de las directoras chavistas del CNE, Socorro Hernández, negó hoy que el organismo esté retrasando el revocatorio y reiteró que publicará la semana próxima el cronograma para la próxima fase del trámite para la convocatoria a la consulta.

Esa etapa consiste en la recolección de firmas de ciudadanos por una cantidad equivalente a 20% del padrón electoral (unos cuatro millones), que el CNE ya anticipó que podrá realizarse a fines de octubre.

Hernández dijo al canal Telesur que la MUD “atenta contra el normal funcionamiento” del CNE y anunció que mañana las sedes del organismo en todo el país permanecerán cerradas para “resguardar la seguridad de sus trabajadores”.

Igual que la semana pasada, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante también llamó a sus simpatizantes a salir a las calles en coincidencia con las demostraciones de la oposición. El jueves pasado no hubo enfrentamientos entre partidarios de ambos sectores.

Al margen del referendo revocatorio y las elecciones de gobernadores, la tensión entre el chavismo y la oposición subió en las últimas horas también por el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que ayer declaró nula la reforma parcial a la Ley de Recursos Minerales sancionada por la Asamblea Nacional (AN, parlamento unicameral).

Desde que en enero pasado la AN tiene holgada mayoría opositora, el TSJ recurrió a las declaraciones de nulidad o de inconstitucionalidad para neutralizar leyes a las que se opone el gobierno, tales como la reforma del Banco Central y la amnistía para los presos políticos, entre otras.

“¿Cuál es la contribución del TSJ para solucionar la crisis?”, se preguntó Capriles, y respondió: “Lo que hacen es profundizarla más. Maduro y su cúpula siguen empeñados en desconocer a los venezolanos. Nos tocará a los venezolanos desconocerlos a ellos.”

En forma paralela al nuevo auge de la tensión entre el oficialismo y la oposición, los ex presidentes español José Luis Rodríguez Zapatero y dominicano Leonel Fernández regresaron a Caracas con el objeto de facilitar la instalación de una mesa de diálogo entre el chavismo y sus adversarios.

“Estamos trabajando para que haya resultados en el diálogo; vamos otra vez los acompañantes, los mediadores, a trabajar con el gobierno y por supuesto con la oposición, esta es una tarea de constancia”, dijo Rodríguez Zapatero al llegar al aeropuerto de Maiquetía.

Sin dar detalles del estado de sus gestiones, el ex mandatario español sostuvo que “este mes de septiembre y el mes de octubre son meses muy importantes”.

Desde hace varios meses, Rodríguez Zapatero, Fernández y el ex presidente panameño Martín Torrijos, comisionados por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), procuran sentar a una misma mesa al chavismo y a la oposición.

Capriles, cuyo partido fue excluido de los contactos entre los mediadores y la oposición, volvió a criticar a Rodríguez Zapatero: “Yo le pediría que informe para qué son sus visitas a Venezuela, porque si él está tan preocupado por la situación del país no se hubiese ido antes de la jornada mundial del 1 de septiembre”, dijo.

Tomada de: Telam

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar