Quieres compartir esta publicación

Opinión / Política

Cuando los gobiernos se agotan, o se van… o se va la gente…

Desde hace unos años la brecha entre el poder y el pueblo se ha ampliado sin aparente solución

Cuando los gobiernos se agotan, o se van… o se va la gente…

Se supone que los gobernantes nos representan y velan por los intereses de todos, de esta manera y al amparo de las leyes que nos hemos dado, su trabajo se orienta a estrechar esa representatividad. Esta situación anhelada tiene indicadores muy claros, mejoras evidentes en nuestra calidad de vida, servicios de salud y educación universales, posibilidades laborales y de emprendimiento… etc, etc.

Pero sucede que cuando los gobernantes mienten o son literalmente malos gobernantes, todos esos indicadores que mencionamos se deterioran produciendo un malestar general.

En España hemos tenido una primera señal social el 15M cuando gran parte de la población y con gran descontento salió a las plazas diciendo ¡No nos representan! a partir de ese momento no han bajado las señales sino que se han multiplicado.

Cuando un gobierno ve solo una parte de la realidad y manipula descaradamente la información que nos llega a todos, todos tenemos una gran problema… Cosas de capitalismo, funciona muy bien, solo que para una minoría, curiosamente esa minoría cree que las mayorías tienen la misma oportunidad que ellos pero “no la aprovechan”… miopes!

Así las cosas los pueblos siguen y sus señales también, si uno está atento a esto y observa… jóvenes preparados que se van y ahora regiones que también se quieren ir, salarios que no alcanzan y donde ser un mileurista se convierte en una aspiración individual… etc. etc. demuestran que este divorcio entre el poder y el pueblo crece y crece.

Curiosamente y ante semejante panorama surgen otro tipo de señales que indican la esperanza de un cambio. Estas señales se producen quizás por el avance de las nuevas tecnologías. Es cada día más difícil ocultar la información por lo que la mentira malintencionada de los poderosos queda señalada, las gentes se manifiestan por lo que sienten más que por razones muy elaboradas y así aparece en las entrevistas. El emprendimiento busca la formación para poder adaptarse a pesar de la escasa ayuda gubernamental y así una larga lista de ejemplos que todos podemos compartir.

En el terreno económico se está experimentando también una tendencia curiosa respecto a la competencia, es como si se cayera en cuenta de que no puede haber progreso si no es el de todos, iniciativas presentadas como plataformas que aúnen empresas en red muestran claramente el intento de comunicar y bajar costes encontrando sinergia hacia objetivos comunes. De hecho la misma filosofía del software libre nos ha llevado a observar esto.

Bueno amigos, creo que este abismo evidente entre el poder y el pueblo es parte del proceso en que vivimos y que evidentemente el hacerlo consciente ayudará a encontrar nuevas respuestas a una sociedad cambiante donde el cuidarnos mutuamente será lo más importante.

Publicado en globatium

Quieres compartir esta publicación

Deja una respuesta

Ir a la barra de herramientas