Quieres compartir esta publicación

Economía

Cambiar para ahorrar

Cambiar para ahorrar

Encontrar la manera de poder llegar a final de mes sin problemas es algo muy importante. A veces, los gastos que tenemos y las deudas que arrastramos de diferentes préstamos o hipotecas hacen que eso resulte bastante difícil. Pero, si quieres saber cómo, estás en el sitio adecuado.

Reunificar las deudas

En cualquier familia hay deudas. Es algo normal acceder a una hipoteca para poder comprarse una casa o a un préstamo para pagar un coche. Estos son los más comunes, pero hay muchos otros: créditos para para una boda, una carrera o para viajar. Los motivos son muy variados.

El caso es que es fácil que llegues a tener varios de ellos acumulados en un momento dado. Y, dependiendo de sus condiciones, posiblemente sumen una cantidad de dinero muy elevada que nos cueste asumir cada mes, por lo que hay que buscar solución a eso.

Lo mejor en estos casos es poder reunificar las deudas. Se trata de un proceso que permite ahorrar mucho dinero y que hace que la cuota mensual baje en una proporción muy elevada, con lo que es algo muy aconsejable para poder llegar a final de mes sin números rojos.

Desde aquí puedes obtener más información. En cualquier caso, debes saber que se trata de algo muy ventajoso si tienes varios préstamos, y que consiste en pagar menos cada mes a cambio de alargar el periodo de amortización.

Además de que la cuota baje, cuenta con otras muchas ventajas. Nos da menos preocupaciones, ya que solo tenemos que preocuparnos por una cuota con unas condiciones concretas, evitando tener que negociar con entidades diferentes, aplazar pagos, devolver recibos, etc.

Algo muy importante al reunificar deudas es que podemos elegir el plazo en el que queremos devolver nuestros préstamos. De esta manera, podemos encontrar un equilibrio entre la cuota que pagamos y el tiempo que tardamos en devolverlo o, simplemente, inclinar la balanza hacia donde queramos.

Al hacer todo esto podremos ver cómo nuestro tipo de interés baja. Esto es algo que no necesariamente provoca que el monto final sea menor, pero sí que nos ofrece una ventaja que también merece la pena valorar.

La importancia de un buen préstamo

Hay momentos en la vida en los que tenemos que afrontar un pago importante y, por los motivos que sea, no disponemos de la liquidez suficiente. Esto puede suponer un problema bastante grande, pero es fácil solventarlo si se pide un préstamo con buenas condiciones.

Solicitar un préstamo es algo puntual que se puede llegar a hacer bastantes veces en la vida, para compensar momentos de falta de liquidez o para poder hacer frente a pagos especialmente importantes como bodas, comuniones, la compra de un coche o un viaje especial.

Para eso es muy útil esta comparativa de préstamos en la que podemos ver las ventajas y desventajas de diferentes tipos de préstamos en distintas entidades. Y es que a la hora de solicitar uno, es fundamental conocer las condiciones para ver si compensa o no.

Las condiciones del préstamo son las que nos marcarán cuánto nos va a costar devolver el dinero que nos prestan, ya que dependiendo de ellas esta cantidad puede variar bastante, haciendo que la solicitud del crédito haya sido un éxito o un absoluto error.

Es cierto que para la mayoría de la gente las cuestiones financieras o bancarias son bastante desconocidas, por lo que plantearse qué condiciones son más ventajosas en un préstamo puede ser algo realmente difícil y en lo que no se vea clara la solución.

Lo mejor es informarse bien para poder aprovechar las ventajas de créditos con buenas condiciones y evitar los problemas que puede llegar a causarnos un crédito con unas condiciones abusivas que nos cuesta demasiado devolver y que hace que nos arrepintamos de haberlo pedido.

Hay que tener en cuenta que las entidades están cambiando constantemente las condiciones de las hipotecas y préstamos que ofrecen, ya que de esa manera intentan adelantarse a su competencia y atraer clientes que puedan sentir que esas condiciones les convienen.

Esta competencia te beneficia como cliente, ya que hace que todas las entidades deban esforzarse en ofrecerte unas condiciones atractivas para que no te vayas a una compañía diferente, con lo que es fácil encontrar préstamos con muy buenas condiciones.

Lo fundamental es informarse bien antes de dar el paso de firmar un préstamo, ya que lo importante aquí es obtener el dinero que queremos rápidamente y con unas condiciones que hagan que veamos claramente que el movimiento que hemos realizado compensa.

En definitiva, en este aspecto, como en cualquier otro de la vida, se trata de estar bien informados y de valorar todas las opciones disponibles antes de decidir cuál es la más favorable para nosotros. Si esto es importante en cualquier aspecto, más aún lo es en el económico.

Quieres compartir esta publicación

Deja una respuesta

Centro de preferencias de privacidad

Ir a la barra de herramientas